Skip to main content

Mechanisms and predictability of decadal fluctuations in atlantic-european climate

Article Category

Article available in the folowing languages:

Comprender la influencia oceánica en los modelos del clima

La puesta en marcha de modelos de predicción meteorológica con una antelación de años en lugar de días puede ofrecer una descripción general del clima de la Tierra. Científicos de la Universidad de Reading lo han conseguido investigando el efecto del Océano Atlántico Norte en el clima europeo.

Cambio climático y medio ambiente

Los modelos de circulación general, también conocidos como modelos climáticos globales (GCM), aplican la misma física que los modelos utilizados para la Predicción Numérica del Tiempo. No obstante, los GCM no se emplean para predecir el tiempo que hará mañana. Funcionan con plazos muy largos para estudiar la variación a largo plazo en el sistema climático de la Tierra. La primera generación de GCM no tuvo en cuenta los océanos de la Tierra. Sin embargo existe una importante relación entre la atmósfera y el océano, ya que en la interfaz aire-mar se producen flujos de calor, momento, humedad y otras propiedades. El pensamiento actual sostiene que la predicción exacta de la respuesta del clima global a tensiones tales como el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono exige la inclusión de los océanos del mundo en el modelo. Financiado en el marco del programa EESD, el centro NCAS para el modelado atmosférico global de la Universidad de Reading fijó su atención en el Atlántico Norte. La metodología empleada por el centro NCAS consistía en hacer funcionar cuatro o cinco GCM diferentes, asociando la atmósfera y el océano. Se incluyeron en los modelos datos de los análisis efectuados entre 1958 y 1998, con el fin de identificar la variación natural a escala decanual. Impulsado por las fluctuaciones en la temperatura de la superficie marina (SST), se ha demostrado que el fenómeno de Oscilación del Atlántico Norte (NAO) afecta fuertemente al clima europeo. Por ejemplo, la NAO puede aumentar la temperatura en algunas regiones y bajarla en otras, traer abundante lluvia a unas y sequía a otras. Casi todas las regiones del Atlántico participan en la compleja red de respuestas del sistema, con un período de retardo cada vez más importante. En concreto, la Circulación Meridional de Retorno, causada por el hundimiento y la extensión de agua fría, se vio fuertemente afectada por el estado inicial del océano. Se descubrió que era suficiente una resolución del modelo del orden de cuarenta kilómetros para capturar los fenómenos físicos esenciales. Cada vez es mayor la preocupación internacional por el cambio climático, por lo que resultan fundamentales los esfuerzos integrales, como éste que ha realizado el centro NCAS para el modelado atmosférico global, con el fin de saber más acerca de las interacciones océano-atmósfera.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación