Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Las ventajas del diseño de palas divididas en las turbinas eólicas

Ingenieros griegos han diseñado una nueva pala de turbina eólica específicamente para su aplicación en zonas montañosas. El diseño de la pala dividida maximiza la salida de la energía y minimiza al mismo tiempo los costes de fabricación, instalación y mantenimiento.

Energía

Europa se ha propuesto un objetivo muy ambicioso para fomentar la producción de energía con fuentes renovables antes de 2010. Desgraciadamente, la adopción de soluciones de energía renovable ha sido lenta en todo el continente. Se han instalado centrales eólicas en el norte de Europa y en la costa escandinava con éxito, pero las regiones montañosas del sur de Europa siguen sin ser aprovechadas. El proyecto MEGAWIND se puso en marcha para abordar los requisitos especiales de las turbinas eólicas en esas zonas. Durante el proyecto, ingenieros mecánicos de la Universidad de Patras, en Grecia, diseñaron y probaron una nueva pala de turbina eólica de 30 metros. Los ingenieros griegos dejaron a un lado el diseño de palas convencional y crearon la primera pala dividida a escala de megavatios. La ventaja de la pala dividida es que puede generar más energía, sobre todo con vientos fuertes. Para resolver las tensiones adicionales, la pala se reforzó con tejido de carbono en las partes más importantes. Durante el proyecto, se inventó un algoritmo para optimizar las características de la pala, como el área y el grosor de la misma, con el fin de maximizar la captura anual de energía (AEC, por sus siglas en inglés). AEC es la medida de la electricidad total que puede generar el sistema en un año. El algoritmo se empleó para analizar casi 200 clases de palas. Durante el proyecto MEGA WIND se probó un modelo a escala real, de conformidad con las normas internacionales establecidas por la Comisión Internacional Electrotécnica (e.g. IEC 61400-23). Las mediciones de los componentes del sistema, como las juntas, arrojaron luz sobre las cuestiones de la fatiga y el período de vida útil previsto. Otra de la ventaja del nuevo diseño es que se reduce el coste y el plazo de fabricación, así como los costes de transporte. La modularidad del sistema hace que sea posible el montaje in-situ en regiones montañosas y remotas, y también permite reducir los costes de mantenimiento. Se prevé que estas ventajas contribuyan a impulsar el consumo de la energía eólica en estas áreas.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación