Skip to main content

Integrated optimization of landslide alert systems

Article Category

Article available in the folowing languages:

Control de zonas proclives a sufrir deslizamientos de tierra

A fin de lograr la optimización espacial de los sistemas de alerta frente a deslizamientos de tierra, se ha introducido un enfoque multiescala para reducir las áreas, activas y potenciales, de deslizamientos de tierra que hay que observar paso a paso.

Cambio climático y medio ambiente

Las repercusiones que los fenómenos naturales extremos, como los deslizamientos de tierra, tienen en todo el mundo son enormes y constituyen una grave desventaja para el desarrollo de las sociedades que se esfuerzan por lograr el desarrollo sostenible. Con demasiada frecuencia, los que se encuentran en mayor situación de riesgo no cuentan con un sistema de alerta precoz adecuado y tampoco están debidamente equipados para responder a la información de alerta disponible. Las estrategias de reducción de los peligros procedentes de los deslizamientos de tierra deberían incluir una amplia gama de actividades, como el mapeado de zonas de peligro, el control en tiempo real y sistemas de alerta para deslizamientos de tierra activos, medidas de ingeniería de protección y planes de emergencia. En este contexto, el proyecto OASYS se propuso recopilar la mayor cantidad de información posible de distintas disciplinas para poder usarla en un sistema basado en el conocimiento a fin de definir los riesgos de deslizamientos de tierra. Debido a la combinación de condiciones topográficas, geológicas y sismológicas, los deslizamientos de tierra son un fenómeno común en el norte de Grecia, donde se encuentra el lugar investigado por EGNATIA ODOS S.A. socio del proyecto. El lugar de pruebas griego «Prinotopa» fue identificado como una zona proclive a deslizamientos a partir de datos de detección remota y a través de la técnica de interferometría con un radar de apertura sintética diferencial (RAS). Asimismo, la geomorfología del lugar «Prinotopa» indicó que en el pasado se habían producido deslizamientos de magnitud considerable y esto también fue confirmado por los datos geológicos disponibles. En un primer paso, se llevaron a cabo mediciones de deformación geodéctica para recopilar información sobre movimientos de bloques y los límites entre las zonas estables y las inestables. En el siguiente paso, se instalaron sistemas de medición geotécnicas de alta precisión en todas las fronteras entre zonas inestables que se desplazaban con diferentes velocidades y en diferentes direcciones. Esta red multisensor, formada por inclinómetros, extensómetros, piezómetros y un pluviómetro, estuvo suministrando datos continuamente desde 2002 o 2004 y, por tanto, podría contribuir a un sistema de alerta en tiempo real. Toda la información recopilada se destinó al sistema basado en el conocimiento propuesto por el proyecto OASYS a fin de seguir evaluando el desarrollo de la zona de deslizamiento. Este sistema podría guiar a los expertos desde la adquisición de datos hasta la definición de riesgos de deslizamientos y recomendaciones para medidas de gestión de riesgos.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación