Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Mejores cimientos para la ingeniería sísmica

La capacidad para estimar las características del movimiento del suelo en emplazamientos concretos resulta fundamental para calcular la vulnerabilidad de las estructuras ante posibles terremotos. El consorcio responsable de un proyecto financiado con fondos europeos se propuso lograr avances en este ámbito científico y en otros relacionados.

Economía digital

Los arrays sísmicos, instalados en zonas de actividad sísmica elevada, registran el movimiento de la tierra durante un terremoto y suponen una herramienta importante de obtención de datos de campo sobre la respuesta de las capas edáficas a las sacudidas. La información y los datos que aportan estos arrays son fundamentales para verificar, calibrar y desarrollar herramientas predictivas empleadas en la práctica de la ingeniería sísmica. La importancia de este método de obtención de datos invitó al equipo del proyecto «Istanbul urban earthquake test site» (URBANQUAKE) a instalar y monitorizar redes de arrays sísmicos en Estambul (Turquía), región que posee una probabilidad elevada de sufrir un terremoto de gran magnitud en los próximos treinta años. URBANQUAKE instaló una red de arrays vertical de movimientos intensos en la ciudad de Estambul que sirviera de complemento a la Red de Respuesta Rápida de Estambul (IRRN) ya en funcionamiento. Estos podrían generar una cantidad considerable de registros sísmicos en lapsos de tiempo relativamente cortos. Estos trabajos, unidos a la beca de investigación proporcionada por TÜBITAK, el Consejo Turco de Investigación Científica y Tecnológica, sirvió para sentar los cimientos sobre los que construir un emplazamiento de pruebas sísmicas urbano completamente funcional. El proyecto logró todos los objetivos propuestos y además aseguró un apoyo económico a gran escala para futuras acciones. Un ejemplo de ellas es la creación de un centro de excelencia sobre ingeniería sísmica en el Observatorio de Kandilli e Instituto de Investigación Sísmica de la Universidad de Boğaziçi. Los arrays verticales se instalaron en Ataköy (ATK), en las cercanías del Aeropuerto Internacional Atatürk; Zeytinburnu (ZYT) y Fatih (FTH). Su funcionamiento está sincronizado con el IRRN y proporciona información de referencia sobre el movimiento del lecho rocoso obtenido por la red. Un ejemplo del aprovechamiento de los datos generados por los arrays se encuentra en las investigaciones en torno a la predicción y modelización de la respuesta de los emplazamientos en función de información detallada sobre las condiciones reales del suelo. Otro de los logros del proyecto fue el desarrollo de una metodología de microzonación que incorpora análisis de las respuestas de emplazamientos concretos para simular daños en zonas urbanas. Los resultados se muestran en mapas de distribución de daños en edificios y sistemas de tuberías. La metodología se incluyó en un programa informático (KoeriLossV2, 2007) para que sirviese como herramienta práctica de evaluación de la vulnerabilidad sísmica de una zona urbana. Los trabajos del proyecto, presentados en varios talleres y congresos internacionales así como en artículos de revistas arbitradas, obtuvieron un reconocimiento internacional y atrajeron la atención de la comunidad científica mundial relevante. Los datos acumulados en el emplazamiento urbano de pruebas sísmicas permiten avanzar en el desarrollo y la calibración del análisis de la respuesta del emplazamiento y las metodologías para evaluar posibles daños en emplazamientos concretos. Los resultados del proyecto y los trabajos relacionados en marcha aportan una gran cantidad de información de enorme utilidad para las labores y el progreso en el campo de la ingeniería sísmica. Los logros de URBANQUAKE, sin parangón en Europa en cuanto a instrumentos y datos recabados, también contribuirán a mejorar la competitividad europea en este campo.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación