Skip to main content

European Initiative for a better use of the results of agri-food research

Article Category

Article available in the folowing languages:

Buen provecho de la investigación alimentaria

Las copiosas investigaciones realizadas hasta ahora han demostrado que la industria agroalimentaria tiene la capacidad de contribuir a mejorar el suministro alimentario mundial. Lo que ahora se necesitan son soluciones para difundir estas investigaciones a aquellos interesados que podrían sacar provecho de sus resultados.

Economía digital

En la Unión Europea se están realizando extensas investigaciones sobre temas alimentarios esenciales, pero gran parte de esta investigación no se difunde o aprovecha adecuadamente en segunda instancia. El proyecto financiado con fondos europeos «European initiative for a better use of the results of agri-food research» (AGRIFOODRESULTS) se dedicó a mejorar la difusión de informaciones científicas valiosas sobre este sector. El equipo responsable del proyecto investigó cuestiones cruciales para la comunicación de la ciencia, lo cual incluyó un estudio sobre las prácticas actuales para la difusión de la investigación y el desarrollo de herramientas innovadoras de comunicación dentro del sector alimentario. Más concretamente, se elaboró un informe sobre prácticas de difusión en el seno de programas de la UE y otro informe sobre estrategias para la comunicación de los resultados científicos en el sector de la alimentación. Otros resultados importantes del proyecto son guías para la difusión y para la comunicación con públicos concretos como por ejemplo pequeñas y medianas empresas (PYME) en este campo. Asimismo, se ha elaborado un directorio en línea que recoge los datos de contacto de más de dos centenares de puntos de difusión de información pertinentes para el sector alimentario, y se han establecido soluciones web innovadoras para dar a conocer los resultados de proyectos. Partiendo de sus conclusiones, el equipo del proyecto subrayó la importancia de definir el público objetivo y seleccionó los materiales y las vías de comunicación más pertinentes en cada caso. Así, por ejemplo, la comunicación con los científicos puede ser efectiva a través de congresos y revistas arbitradas, mientras que con las autoridades políticas se puede conseguir a través de entrevistas, ruedas de prensa y talleres específicos. Otras partes interesadas consideradas igualmente importantes son los consumidores y las entidades de la industria de la alimentación. Todos estos resultados del proyecto servirán previsiblemente como apoyo para el sector alimentario europeo de cara a superar los retos que surjan en lo sucesivo. Los informes y las directrices que se han elaborado servirán para garantizar el suministro de alimentos seguros y de coste asequible a una población mundial que no deja de aumentar. Contribuirán asimismo a proporcionar alimentos saludables que satisfagan las demandas de los consumidores y también despejen toda inquietud en el plano de la seguridad pública, además de reducir los perjuicios al medio ambiente y de fortalecer la competitividad de este sector. En definitiva, esta iniciativa está llamada a resultar beneficiosa para la salud de los consumidores, la industria alimentaria y el mercado de empleo.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación