Skip to main content

Article Category

Story

Article available in the folowing languages:

Reportaje - Signos que delatan quién eres

Olvídese de las huellas dactilares y del reconocimiento de iris: su forma de andar o mover las manos, incluso su pulso, se pueden analizar para determinar sus características únicas. Un grupo de investigadores financiado por la Unión Europea investiga las formas en que esta tecnología podría proteger la seguridad y facilitar la verificación de la identidad de forma menos intrusiva y más precisa.

Economía digital

Tal vez piense que los códigos PIN y las huellas dactilares son sistemas de identificación bastante seguros, pero en realidad son bastante fáciles de obtener y suplantar. Para los delincuentes resulta demasiado fácil robar números PIN empleando simples cámaras, copiadoras de tarjetas o la punta de una navaja frente al cajero automático. Y como muchos sabrán, James Bond burló a un adversario para que se creyese su falsa identidad llevando puestas unas «huellas dactilares falsas». El uso de las técnicas de identificación biométricas (empleando las propiedades y características únicas de un individuo para ayudar a identificarlo) continúa ganando popularidad. En los controles de pasaportes modernos se utiliza el reconocimiento facial y en algunos aeropuertos también se ha probado el escaneado de iris. A la vista del mercado creciente para sistemas de identificación biométrica menos intrusivos se puso en marcha el proyecto Actibio («Autenticación no intrusiva mediante biometría relacionada con la actividad y de rasgos suaves»), financiado parcialmente por la Unión Europea, con el objetivo de estudiar la posibilidad de utilizar características más dinámicas, como el andar, el habla o la respuesta a estímulos específicos de las personas para la verificación de usuarios. «Todos somos tan excepcionales», señaló el Dr. Dimitrios Tzovaras, coordinador de Actibio. «Pero no se trata sólo del aspecto personal y las características físicas. La forma en que nos movemos y respondemos, incluso el patrón y la forma de los latidos del corazón, también son características únicas. Nuestro proyecto es uno de los primeros en estudiar seriamente estas características más dinámicas para encontrar formas de detectar rasgos únicos que indiquen con certeza que se trata de ti y no de otra persona.» El proyecto se basa en los hallazgos de su predecesor, el proyecto Humabio, que demostró la viabilidad de utilizar la biometría multimodal del comportamiento y la biometría fisiológica para autenticar a usuarios de forma fiable. Actualmente Actibio utiliza y refina los algoritmos desarrollados por el equipo de Humabio y los está probando en diversas aplicaciones reales de seguridad y en centros de trabajo. «Hemos probado nuestras tecnologías con más de cien voluntarios en distintos entornos, entre ellos vehículos y salas de control. Por el momento los resultados son muy alentadores», resaltó el Dr. Tzovaras. «Hemos visto que el uso de estas medidas biométricas "suaves" mejora de veras la tasa de reconocimiento al combinarlas con los sistemas biométricos existentes.» El Dr. Tzovaras señaló que, por ejemplo, utilizar la tecnología junto con el reconocimiento facial podría mejorar la seguridad en bancos y cajeros. El rostro se podría escanear en el mostrador o en el cajero, pero la manera de caminar hasta ese punto también se podría controlar, lo cual serviría de complemento al sistema facial. El proyecto también trabaja en las pruebas de un asiento o cojín sensible especial que se puede colocar en la cabina de un camión, por ejemplo, y se puede utilizar para determinar los denominados «perfiles antropométricos» basados en la distribución del peso del usuario sobre el asiento y la forma en que se deforma la cubierta del asiento. Estas métricas se pueden utilizar, a continuación, para identificar al conductor. Esto haría imposible secuestrar o robar el vehículo. Por supuesto, todos estos sistemas biométricos se deben «entrenar» primero. Por ejemplo, para reconocer qué distingue la forma de andar de una persona de todas las demás. Por lo general, se filmaría a la persona caminando en condiciones muy controladas. Un software de análisis de imágenes puede «observar» las articulaciones del cuerpo durante el movimiento. A continuación, los algoritmos de Actibio buscan los rasgos distintivos de este movimiento. «A primera vista, los resultados de nuestras pruebas de reconocimiento dinámico como tecnología por sí misma no parecen muy impresionantes. Tienen un error de coincidencia de alrededor del 3 %, lo cual significa que se produce un fallo en alrededor de tres personas de cada cien», explicó el Dr. Tzovaras, «pero se trata de una mejora revolucionaria en lo relativo al reconocimiento dinámico. Y si combinamos los sistemas biométricos estáticos y dinámicos, la tasa de error de coincidencia baja a cero: la identificación es correcta en todos los casos. Vemos muchas aplicaciones excelentes a la posibilidad de autenticar a individuos y monitorizar su comportamiento sin necesidad de entrometernos ni interrumpir lo que hacen.» El proyecto Actibio recibió una financiación de 3,2 millones de euros (de un presupuesto total de 4,4 millones de euros) para investigación en virtud del tema de TIC del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea. Enlaces útiles: - sitio web de Actibio - ficha informativa de Actibio en CORDIS - sitio web del proyecto Humabio Artículos relacionados: - El documento de identidad electrónico, una realidad en la Unión Europea - Repaso a proyectos comunitarios destacados sobre confianza y seguridad informática - Un proyecto de la UE crea infraestructura europea para probar las tecnologías biométricas