Skip to main content

Article Category

Story

Article available in the folowing languages:

Reportaje - Ayuda a enfermos crónicos en forma de camiseta inteligente

Se ha creado una camiseta equipada con sensores que se prevé mejore en gran medida la calidad de vida de los enfermos crónicos así como que aligere el volumen de trabajo de los facultativos y abarate los costes de la asistencia sanitaria. Este innovador sistema ha sido desarrollado por investigadores financiados con fondos europeos con la finalidad de medir la frecuencia cardiaca y respiratoria y la actividad física. Se complementa con dispositivos de vigilancia instalados en el propio hogar y también con tecnología inteligente de procesado de datos. Podría resultar de utilidad incluso en programas de entrenamiento de elite en deportes como el rugby.

Economía digital

El envejecimiento poblacional de Europa conlleva un aumento paulatino de las afecciones crónicas. Estas afecciones se caracterizan por un deterioro gradual de la salud y por episodios recurrentes que, en muchos casos, requieren de una atención médica inmediata, repercuten de forma grave en la autonomía y la calidad de vida de los pacientes y ejercen una presión cada vez mayor en unos sistemas sanitarios ya de por sí saturados. Así, por ejemplo, para 2030 se prevé que la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se erija en la tercera causa más importante de defunción en todo el mundo, mientras que la enfermedad renal crónica (ERC) afecta ya a la cuarta parte de las personas mayores de 65 años. Quienes padecen de esas y muchas otras enfermedades crónicas incurables precisan una atención permanente que alivie sus síntomas y ralentice el deterioro de su salud. «Actualmente, para tratar estas enfermedades, es necesario que el paciente acuda con frecuencia a la consulta del médico especialista para someterse a controles de su evolución. Resulta incómodo tanto para los pacientes como para los médicos, es costoso para las entidades sanitarias y el tratamiento puede no siempre ser óptimo por la disponibilidad de datos insuficientes o inexactos», declaró Roberto Rosso, responsable de I+D en TESAN, empresa italiana dedicada a la prestación de teleasistencia sanitaria. En los últimos tiempos han aparecido tecnologías sanitarias innovadoras basadas en redes de sensores, inteligencia ambiental y vigilancia a distancia que atienden muchos de esos problemas y han suscitado el interés de organizaciones sanitarias de todo el mundo. En el marco del proyecto Chronious*, y gracias a una financiación para investigación por valor de 7,25 millones de euros concedida por la Comisión Europea, se ha desarrollado un nuevo sistema que ofrece una solución exhaustiva de vigilancia a distancia para enfermos crónicos. Desarrollado por un consorcio de catorce socios de ocho países europeos coordinado por Rosso, esta prenda inteligente fue diseñada expresamente para pacientes de EPOC y ERC, si bien podría adaptarse con facilidad para pacientes aquejados de varias otras afecciones crónicas. El sistema cuenta con sensores de monitorización cardíaca, respiratoria y de la actividad física acoplados a una camiseta de peso ligero. Cuenta además con dispositivos externos tales como una balanza digital, un glucómetro, un monitor de tensión arterial, un espirómetro y un sensor de la calidad del aire. Todo ello se instala en el hogar o en la habitación del paciente para medir signos vitales, físicos y ambientales y está conectado a un dispositivo móvil, como un teléfono inteligente o un PDA, que a su vez transmite los datos del paciente al personal sanitario pertinente. Éste los analiza con la ayuda de un programa informático que realiza un procesado inteligente de los datos. Gracias a su diseño abierto, modular y flexible, se pueden utilizar distintos tipos de sensores en función de la afección que padezca el paciente. Por lo tanto, el sistema es especialmente propicio para adaptarse a casos de comorbilidad, es decir, pacientes que sufren dos o más afecciones como la ERC y la diabetes. En particular para los primeros, el equipo de Chronious creó un innovador programa de ingesta de alimentos dotado de una interfaz de usuario muy sencilla que permite seguir con detalle su dieta. A datos más precisos, tratamientos más precisos «Una de las ventajas más destacables de este método para los médicos es que los datos que se reciben son muy precisos. La supervisión de los pacientes en su entorno vital habitual es continua, por lo que se puede formar una imagen más nítida de sus síntomas y de su evolución y así determinar el tratamiento más adecuado», destacó Rosso. «En el caso concreto de la ERC, para reducir los síntomas es fundamental comer bien. Pero la práctica actual consiste en que los propios pacientes complementen cuestionarios sobre lo que comen cada vez que se presentan a un control, y la información que facilitan podría no ser del todo exacta.» Disponiendo de una cantidad mayor de datos, procesados y analizados de manera inteligente, los tratamientos pueden ajustarse a las necesidades específicas de cada paciente. Y, gracias a que los pacientes están vigilados a distancia, no es necesario someterse a revisiones con tanta frecuencia. Esto ahorra tiempo al personal médico y a los pacientes, a la vez que los cuidadores reciben un aviso inmediato si los signos vitales del paciente sufren algún cambio o delatan algún problema, todo lo cual podría servir para salvar vidas. «En el caso concreto de las enfermedades crónicas, si se produce algún cambio o incidente y no se trata a tiempo, puede agravar los síntomas y acelerar el deterioro del paciente. Atajar a tiempo y con rapidez estos cambios puede redundar de manera trascendental en su salud y evolución a largo plazo», aseguró el coordinador del proyecto. «Asimismo, usando esta tecnología de vigilancia a distancia, si se observa que la salud del paciente se encuentra estable, no hay necesidad de que acuda al médico para una revisión.» El equipo de Chronious probó el sistema en dos ensayos, en España e Italia, en los que participaron cincuenta pacientes de EPOC y sesenta de ERC. Además, recientemente sus investigadores recibieron una subvención de la UE para realizar un proyecto complementario llamado Chromed en el que pretenden realizar ensayos más extensos, con al menos trescientos pacientes, en España, Estonia, Eslovenia, Suecia y Reino Unido. «Los ensayos realizados en Chronious fueron muy satisfactorios. Las impresiones de los usuarios nos ayudaron a perfeccionar el sistema y la interfaz. Chromed ampliará esta labor y servirá para orientar el sistema específicamente hacia el seguimiento de pacientes con comorbilidad. Los ensayos proporcionarán datos objetivos sobre las ventajas del sistema», indicó Rosso. Éste añadió que TESAN llevó a cabo ensayos adicionales con sistemas de teleasistencia sanitaria en los que se mostró que la vigilancia a distancia puede reducir el número de consultas hospitalarias en hasta un 30 %, lo que supondría un gran ahorro para los sistemas de sanidad. De manera paralela a esta investigación en curso, los socios del consorcio de Chronious trabajan en el desarrollo de la tecnología con fines comerciales tanto para el sector sanitario como para otros. Rosso mencionó como ejemplo que un equipo italiano de rugby ha manifestado su interés en utilizar la prenda equipada con sensores para vigilar y medir el rendimiento de los jugadores durante las sesiones de entrenamiento. «En el mundo del deporte, el dinero no constituye un obstáculo tan formidable, por lo que es posible que las primeras aplicaciones de parte de esta tecnología surjan en ese ámbito. Las camisetas utilizadas en los ensayos de Chronious son caras, por lo que buscamos alternativas más económicas para el sector de la sanidad», explicó Rosso. «No obstante, tanto el mercado como la demanda de esta clase de tecnología de sanidad electrónica son elevados y nos han comunicado su interés entidades sanitarias de todo el mundo, incluidos los Estados Unidos y China.» Rosso informó asimismo que TESAN se plantea desarrollar un servicio comercial para el seguimiento de enfermos crónicos a partir de los resultados del proyecto Chronious. Por otra parte, otros socios de éste, como Velti y Uniscan, se plantean comercializar algunos de los componentes tecnológicos básicos del sistema. * «Plataforma abierta, ubicua y adaptable para la gestión de enfermedades crónicas como la EPOC y la insuficiencia renal». Enlaces útiles: - sitio web del proyecto Chronious - ficha informativa del proyecto Chronious en CORDIS