Skip to main content

Article Category

Story

Article available in the folowing languages:

Grandes logros de IDT — Investigación de las proteínas de las semillas de altramuz para contrarrestar la «diabesidad» y las alergias alimentarias

La diabetes acompañada de obesidad («diabesidad») es una epidemia global en aumento que constituye un motivo de preocupación creciente debido a las complicaciones que ocasiona para la salud. El hallazgo de una forma natural de hacer frente a esta enfermedad y de controlarla podría beneficiar a millones de personas y producir un importante ahorro del gasto sanitario. Por esta razón, por medio de un proyecto financiado con fondos comunitarios, un equipo de científicos se ha propuesto investigar el potencial de las proteínas que se encuentran en una semilla que se cultiva tradicionalmente en la región mediterránea para mejorar la salud.

Salud

Estas proteínas en cuestión (conglutinas beta) pertenecen al Lupinus angustifolius, o semilla de altramuz de hoja estrecha (AHE). El equipo multidisciplinar que trabaja en el proyecto LUPIN-Challenge, financiado con fondos comunitarios, está convencido de que estas proteínas podrían ofrecer respuestas en lo que respecta a la prevención de la diabetes y la obesidad, así como de otros problemas relacionados con las alergias alimentarias. Los posibles beneficios de este proyecto de tres años de duración son enormes. Desentrañar los secretos de estas proteínas podría suponer el primer paso para el diseño de alimentos alternativos enriquecidos con altramuz con efectos positivos para la salud, así como para mejorar de forma significativa los ensayos clínicos sobre alergias alimentarias. Un abordaje natural de la diabetes «Esta investigación forma parte de un programa de trabajo continuo que consiste en la identificación de los genes (las unidades de transmisión de características de los seres vivos) principales del grupo de proteínas de almacenamiento en las semillas (PAS) del altramuz y parte de estos resultados se han publicado recientemente», explica el investigador del proyecto, el Dr. José C. Jiménez López. «La finalidad del proyecto LUPIN-Challenge es desvelar más información acerca de la función molecular y los mecanismos subyacentes a la capacidad de estas proteínas de aumentar la sensibilidad a la insulina y/o de reducir el apetito.» La sensibilidad a la insulina se refiere a la necesidad de algunas personas de contar con niveles normales o bajos de la hormona insulina para procesar la glucosa. A largo plazo, esta información podría favorecer el diseño y la elaboración de alimentos saludables a base de altramuz que contribuyan a luchar contra la epidemia de diabetes y obesidad que afecta actualmente a todo el mundo. La Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad calcula que, dentro de una década, habrá más de 20 millones de niños con sobrepeso (de los cuales, 5 millones serán obesos). Uno de los motivos por los que el proyecto LUPIN-Challenge es innovador es que son muy pocos los estudios en los que se han examinado los posibles beneficios médicos de las PAS de la planta, de las que se ha demostrado que poseen efectos «antihiperglucémicos», útiles para contrarrestar la diabetes de tipo 2. Según el Dr. Jiménez López, estas proteínas se presentan como una solución novedosa, efectiva y asequible ante lo que se ha convertido en una de las epidemias sanitarias más costosas para el planeta. Estudio de las alergias alimentarias El equipo del proyecto también se encarga de examinar los aspectos moleculares de las conglutinas beta del altramuz en relación con las alergias alimentarias, con el propósito a largo plazo de aplicar este conocimiento a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las mismas. Al igual que muchas legumbres, las proteínas de las semillas de las especies de altramuz podrían favorecer la aparición de las alergias alimentarias. La prevalencia de las alergias alimentarias varía según el país, pero las tasas más elevadas se dan entre los niños de cero a catorce años de edad. Las alergias alimentarias afectan a más de una cuarta parte (26 %) de la población mundial. Sin embargo, tan solo se han llevado a cabo unos pocos estudios preliminares acerca de los aspectos alérgicos de las proteínas de las semillas del altramuz. «Recabar información acerca de la alergia molecular específica del altramuz permitirá desarrollar estrategias para mejorar los ensayos clínicos, el diagnóstico de alergias y cultivar linajes de altramuz menos alergénicos», afirma el Dr. Jiménez López. «Transcurridos los tres años del proyecto, el desarrollo y la comercialización a más largo plazo de kits de diagnóstico y vacunas antialérgicas patentados que se basen en los resultados del proyecto podrían tener importantes beneficios económicos y sociales.» En definitiva, todo parece indicar que LUPIN-Challenge ofrecerá beneficios que perdurarán mucho más tiempo del que durará el proyecto. De hecho, este interesante proyecto podría constituir un motor de cambio. En la actualidad, el AHE no es un cultivo extendido en Europa, pero el Dr. Jiménez López, que colabora con el equipo multidisciplinar del proyecto, confía en demostrar su notable potencial. Si bien el proceso de cultivo de las variedades que se emplearán para la elaboración de alimentos funcionales o pruebas de alérgenos no ha concluido, su potencial es indudable. - Nombre completo del proyecto: «Characterization of Lupin B-Conglutin Seed Proteins with a Focus on Health Benefits and their Role in Allergenicity» - Acrónimo del proyecto: LUPIN-Challenge - página web de la Universidad de Australia Occidental, página web del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España - Número de referencia del proyecto: 301550 - Nombre/país del coordinador del proyecto: Universidad de Australia Occidental (UWA), Instituto de Agricultura de la UWA (Australia) y la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC (España) Coste total del proyecto: 267 049 euros - Aportación de la Comisión Europea: 267 049 euros - Inicio y finalización del proyecto: agosto de 2012 a julio de 2015 - Países de los socios restantes: Australia