Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Apoyo a la investigación en las naciones europeas pequeñas

Mediante una promoción de los intercambios científicos entre los países pequeños y grandes de la UE, los responsables de una iniciativa dinámica han contribuido a impulsar la innovación y ampliar el Espacio Europeo de Investigación (EEI).

Salud

Mientras que los países de mayor tamaño de Europa disfrutan de capacidades y oportunidades de investigación formidables, a sus miembros de menor tamaño les convendría recibir un mayor apoyo de la UE de cara a desarrollar su potencial de investigación. A través del proyecto «Policies for research and innovation in small Member States to advance the European Research Area» (ERA-PRISM), financiado con fondos europeos, se examinaron posibles ayudas a la investigación en países europeos con una población inferior a 2,5 millones de personas. Los países de la UE involucrados en esta iniciativa fueron Estonia, Chipre, Letonia, Luxemburgo, Malta y Eslovenia, además de Islandia, nación extracomunitaria. Con el propósito de fortalecer el papel de estas naciones pequeñas dentro del EEI, los responsables del proyecto establecieron una red ERA-PRISM con la que se pretendía impulsar los intercambios y la transferencia de conocimientos especializados con países de mayor tamaño de la UE. El objetivo principal del proyecto estribaba en desarrollar y mejorar el aprovechamiento de los indicadores de investigación e innovación (IeI) para comparar las políticas pertinentes en los países objetivo y mejorarlas. Ello consistió en recopilar y procesar datos de IeI, encuestar a autoridades políticas para averiguar de qué manera se valen de estos indicadores y organizar talleres enfocados al diálogo en torno a las políticas. También se hizo un cálculo de la cantidad de publicaciones y patentes procedentes de cada nación pequeña. Otra importante tarea realizada en el seno del proyecto fue la mejora de las adquisiciones públicas de manera que se estimulase la investigación y el desarrollo. El equipo del proyecto examinó los procedimientos por los que los gobiernos adquieren bienes y servicios con el dinero de los contribuyentes para favorecer la innovación, y también de qué manera ello podría lograrse de manera eficaz en las naciones más pequeñas. Otro propósito igualmente importante fue lograr el equilibrio dentro de los sistemas de financiación de la investigación, para lo cual hubo de realizarse un análisis comparativo de los marcos financiadores de la IeI en dichos países. El equipo del proyecto detectó lagunas en los marcos de financiación y estudió la coordinación de las políticas con los países grandes de cara a mejorar las actividades de financiación. En suma, este proyecto ha hecho posible que las naciones más pequeñas aprendan de las más afianzadas en el terreno de la IeI. Además, ha favorecido la cooperación bilateral y fortalecido lazos científicos tradicionales como los mantenidos entre Chipre con Grecia, Letonia con Lituania, y Luxemburgo con Francia y Alemania. ERA-PRISM esbozó además una serie de intervenciones estratégicas y de cooperación, entre ellas nuevos métodos de diseño y aplicación de políticas, lo cual también promoverá la IeI. Por último, el equipo del proyecto difundió los resultados de la investigación a través de encuentros dinámicos en los países participantes así como a través de ponencias en congresos y foros de política. De este modo, ya ha empezado a animar a los gobiernos de estas naciones pequeñas a ampliar sus capacidades de investigación y ha servido de apoyo al EEI de maneras nuevas y apasionantes. Lo mejor de la IeI procedente de los países europeos pequeños está por venir.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación