Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

El efecto del flujo de vapor de agua sobre los ecosistemas

Los flujos de vapor de agua son esenciales para el intercambio de agua entre biosfera y atmósfera y, por ende, para los propios ecosistemas terrestres y la regulación del clima. A pesar de ello, tradicionalmente las investigaciones suelen centrarse en los ciclos de carbono de los ecosistemas, dejando de lado la variabilidad a largo plazo de los flujos hidrológicos y las repercusiones de los fenómenos extremos en estos.

Cambio climático y medio ambiente

El proyecto ECOWAX (Evaluating the variability of ecosystem water vapour fluxes and spatiotemporal effects of extreme events) abordó el tema de la variabilidad de los flujos hidrológicos para entender con mayor precisión el ciclo del carbono en los ecosistemas. Su cometido era estudiar los cambios en los flujos de vapor de agua de los ecosistemas, tanto en el plano espacial como temporal. Los investigadores analizaron además cómo varían estos flujos en función de los distintos climas y biomas, esto es, las comunidades biológicas caracterizadas por el tipo de plantas dominantes. Asimismo, investigaron los efectos en estos flujos de fenómenos extremos como las sequías. El proyecto cruzó los datos de mediciones in situ de los flujos de vapor de agua procedentes de la red global FLUXNET con los obtenidos mediante el modelo de simulación de procesos biológicos BESS (Breathing Earth System Simulator). Los resultados mostraron que la periodicidad estacional de las sequías ejerce una influencia determinante en los flujos de agua y carbono de los ecosistemas. Los efectos de las sequías eran diferentes en primavera y en verano y también se dejaban notar de forma distinta en los diferentes ecosistemas, como praderas o bosques. En los bosques se aprovecha mejor el agua en los periodos primaverales de sequía, lo cual no ocurre en las praderas. Los científicos, además, recopilaron y analizaron un conjunto de datos de síntesis a gran escala con el fin de cuantificar el impacto que tuvo la excepcional sequía que asoló los Estados Unidos en 2012 sobre los flujos de agua y carbono de los ecosistemas. Esta sequía causó reducciones generalizadas de la absorción de carbono en verano y también de los flujos de vapor de agua. Sin embargo, un incremento de la absorción de carbono durante la primavera, más cálida, compensó la disminución de la absorción de carbono durante el verano, reduciendo así el impacto sobre el presupuesto de carbono anual. Dicha primavera más cálida también agotó los recursos hídricos más pronto y contribuyó a un proceso de realimentación positiva de calentamiento en los meses estivales, lo cual pudo agudizar las olas de calor. De este estudio se desprende que los ecosistemas tropicales son los más determinantes en el ciclo hidrológico global. Ello se debe a que concentran los índices absolutos más elevados de transporte de vapor de agua a la atmósfera y transforman la mayor proporción de la energía disponible en vapor de agua. ECOWAX proporcionará nuevas claves sobre los ciclos hidrológicos de los ecosistemas, especialmente durante fenómenos extremos como sequías a gran escala. Esta información facilitará el desarrollo de estrategias de mitigación encaminadas a satisfacer las necesidades de agua de las poblaciones humanas frente al cambio climático.

Palabras clave

Flujo de vapor de agua, biosfera, atmósfera, cambio climático, ciclo del carbono, ecosistema, ECOWAX, biomas, FLUXNET, BESS, sequía, anomalías climáticas, covarianza de remolinos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación