Skip to main content

Managing Automated Vehicles Enhances Network

Article Category

Article available in the folowing languages:

La conducción en pelotón está unos centímetros más cerca

Agrupar los vehículos en trenes de carretera o pelotones puede ahorrar combustible, reducir las congestiones y mejorar la seguridad. Gracias a un proyecto financiado con fondos europeos, la tecnología está empezando a salir de las mesas de diseño para hacerse realidad.

Transporte y movilidad

Las tecnologías de los vehículos automatizados y conectados van adquiriendo gradualmente más importancia en los vehículos nuevos. No cabe duda de que la conectividad digital entre vehículos y entre vehículos e infraestructuras de transporte influirá considerablemente en la movilidad y la vida urbana. Una posibilidad prometedora para mejorar la eficiencia del tráfico es la formación de pelotones dinámicos como grupo de vehículos automatizados cooperativos a escala de ciudad y más precisamente en los cruces señalizados donde se espera el mayor efecto. Una gestión eficaz de los pelotones, junto con el cálculo de los consejos de velocidad basados en la información de la fase de la señalización y de la temporización, permitirá que un pelotón pase por una intersección señalizada de la manera más eficiente. El proyecto financiado con fondos europeos MAVEN trabajó en varias vías posibles para convertir la tecnología en realidad y proporcionó unas soluciones novedosas para gestionar los vehículos automatizados en entornos urbanos con intersecciones señalizadas y tráfico mixto. «El trabajo del proyecto giró en torno al desarrollo de algoritmos para organizar el flujo de vehículos asistidos por infraestructuras y la estructuración de los procesos de negociación entre los vehículos y la infraestructura vial», explica el investigador principal, Robbin Blokpoel. Aplicaciones innovadoras La introducción gradual de los vehículos automatizados en un flujo de tráfico mixto requiere una gestión cuidadosa para conseguir la seguridad y los niveles de eficiencia necesarios. Las tecnologías de información y comunicación que vinculan directamente los vehículos con su entorno físico ayudarán enormemente durante este período de transición. Los investigadores de MAVEN trabajaron para ampliar los estándares de comunicación existentes con el fin de apoyar los conceptos recién desarrollados para la seguridad y la eficiencia. Un ejemplo destacado de sistema de transporte inteligente cooperativo es el servicio de advertencia de la velocidad óptima de semáforo en verde (GLOSA, por sus siglas en inglés), que se combina ahora con un proceso de negociación bidireccional con el fin de lograr actualizaciones mutuamente beneficiosas para el plan semafórico. Los vehículos «hablan» a los semáforos para indicar diversos detalles sobre el trayecto, lo cual mejora la estimación de los tiempos de espera en las colas de las intersecciones. La fusión de esta información es un fenómeno importante, pero que rara vez se modeliza o cuantifica en flujos de tráfico mixto y es esencial para que la funcionalidad de GLOSA logre una gran eficiencia en el control del tráfico. En consecuencia, se podrían enviar instrucciones más precisas del sistema GLOSA a los vehículos, incluidos consejos relacionados con carriles. Otro objetivo principal de MAVEN fue el desarrollo de algoritmos para el control eficiente e inteligente de los semáforos. «Encontrar un equilibrio entre la flexibilidad para una máxima eficiencia del tráfico y la previsibilidad para los servicios destinados a los vehículos conectados y automatizados como GLOSA resulta esencial; MAVEN descubrió unos nuevos algoritmos para obtener lo mejor de ambos mundos», explica Blokpoel. Además, el equipo del proyecto desarrolló unas novedosas técnicas de formación de itinerario a escala local que ayudan a encontrar las rutas óptimas empleando predicciones a corto plazo basadas en información local intercambiada entre vehículos e infraestructuras. La protección de los usuarios vulnerables de la carretera y los conductores de los vehículos automatizados es un objetivo clave de MAVEN. El proyecto desarrolló nuevas funciones para sistemas avanzados de asistencia al conductor que reducen el riesgo de colisión con ciclistas u obstáculos y manejan con seguridad vehículos controlados por humanos que intentan entrometerse en un pelotón. Actualmente, aunque la evaluación del impacto de MAVEN está en curso, los investigadores ya pueden concluir que las aplicaciones innovadoras combinadas podrían eliminar por completo la necesidad de detenerse en las intersecciones, lo cual daría lugar a una reducción del CO2 de ochenta toneladas al año por intersección. Tecnologías facilitadoras Los datos cartográficos de alta definición son una característica fundamental para facilitar una conducción altamente automatizada. Los investigadores identificaron la necesidad de representar los cruces de carreteras como un «pasillo» (un par de líneas de límites virtuales que conectan las marcas de los carriles de entrada con las de los carriles de salida). Esto debería evitar que los vehículos invadieran zonas conflictivas al girar en las intersecciones. Por último, el nuevo plan de acción de MAVEN para introducir la automatización de vehículos de carretera debería ayudar a las autoridades viarias a comprender mejor los cambios relacionados con su papel y las tareas de los sistemas de gestión del tráfico.

Palabras clave

MAVEN, advertencia de la velocidad óptima de semáforo en verde (GLOSA), vehículo automatizado, pelotón, formación de itinerario, sistema de gestión del tráfico

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación