Skip to main content

Development of innovative self-consumption and aggregation concepts for PV Prosumers to improve grid load and increase market value of PV

Article Category

Article available in the folowing languages:

Prosumidores en una red energética en devenir

No deja de aumentar la cantidad de prosumidores, usuarios de energía que producen y consumen energía eléctrica. Un proyecto financiado con fondos europeos se propone averiguar su impacto en el mercado energético basado en redes inteligentes con la intención de generar políticas a escala nacional.

Energía

El sector eléctrico europeo se encuentra inmerso en un proceso de transformación de primer orden que lo está llevando desde los monopolios públicos a un mercado competitivo y liberalizado. Esto es especialmente patente en el sector fotovoltaico. Su curva de crecimiento, espoleada por enormes descensos en los costes de instalación, ha dado lugar a sistemas nuevos que compiten duramente con la electricidad aportada a través de la red. Al autoconsumo y las comunidades energéticas son ejemplos ideales de cómo se puede producir, gestionar y almacenar la electricidad hoy en día. Una aldea europea moderna El proyecto financiado con fondos europeos PV-Prosumers4Grid diferencia entre tres tipos de prosumidor: el autoconsumo individual, el uso colectivo de un sistema fotovoltaico y los modelos de electricidad urbana. Según un estudio realizado por el proyecto, el autoconsumo tiene amparo jurídico en los ocho países europeos estudiados (Bélgica, Alemania, España, Francia, Italia, Países Bajos, Austria y Portugal). Esto significa que los usuarios de paneles solares individuales pueden producir su propia electricidad y cobrar por el exceso que exportan a la red. No obstante, el exceso de energía solar puede compartirse también en un edificio o venderse a los hogares cercanos que adquieren su electricidad de proveedores convencionales de energía. Es más, puede almacenarse en un sistema de baterías para consumirse posteriormente o cargar un vehículo eléctrico. «Hemos acuñado el término "aldea europea" para reflejar mejor las ventajas de una economía en la que se comparte la energía. Nos proponemos mostrar, por ejemplo, cómo la electricidad compartida o el uso de una batería urbana influyen en la capacidad de la red y en la media del precio de la electricidad», afirma Georg Lettner de la Universidad Tecnológica de Viena, entidad asociada al proyecto. El equipo al cargo del proyecto define ahora los casos de uso de distintos tipos de edificios, cargas y procesos energéticos. Los resultados de la simulación se están comparando con casos reales para evaluar el impacto de una aldea europea en la red y los mecanismos de tarificación en distintos países europeos. Prosumidores y la red La capacidad de un sistema energético para reaccionar y adaptarse rápidamente a los cambios de la demanda y el suministro energéticos reviste mucha importancia en el autoconsumo. Por esta razón, no siempre se considera una ventaja la presencia de prosumidores para la gestión de la red. «Los operadores de red consideran que los prosumidores son todo un reto, sobre todo en los picos de carga», señala la coordinadora del proyecto Luz Alicia Aguilar, de la Asociación Alemana de la Industria Solar. «Queremos demostrar que los prosumidores no suponen un problema para los operadores de red, sino que pueden añadir valor a la misma. Es posible colaborar con los operadores de red si se legaliza el autoconsumo y el consumo compartido». Las tecnologías inteligentes permitirán a los prosumidores gestionar con eficacia la demanda de energía durante los picos de consumo. Hoy en día, los marcos normativos de muchos países descartan el empleo compartido de sistemas fotovoltaicos. «Los gravámenes para los autoconsumidores limitan el consumo energético colaborativo en los edificios e incluso, si cabe almacenar la energía, los prosumidores deben pagar ciertas tasas. Desde el punto de vista jurídico, las baterías se tratan a menudo como dispositivos adicionales y no como parte del autoconsumo. En ocasiones no queda claro si se imponen gravámenes a la electricidad almacenada», explica Aguilar. El análisis de los marcos previos en cada uno de los países estudiados fue uno de los bloques básicos del trabajo realizado en el proyecto. Sin embargo, la parte más importante fue la «cuantificación» del impacto de los prosumidores, esto es, cómo interactuarán en el mercado energético los paneles fotovoltaicos, los dispositivos de almacenamiento de energía (baterías) y los vehículos eléctricos.

Palabras clave

PV-Prosumers4Grid, prosumidor, autoconsumo, fotovoltaico, operadores de red, aldea europea, vehículo eléctrico, almacenamiento de energía, gestión de la red

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación