Skip to main content

DISAGGREGATING CHINESE PERCEPTIONS OF THE EU AND THE IMPLICATIONS FOR THE EU’S CHINA POLICY

Article Category

Article available in the folowing languages:

Acortar las distancias entre China y la Unión Europea

Un estudio pormenorizado sobre la percepción que se tiene de Europa en China ha revelado una gran cantidad de información que puede orientar a los legisladores de la Unión Europea en la elaboración de políticas más eficaces para reforzar la cooperación a muy diversos niveles.

Economía digital

China es una potencia mundial en crecimiento y la Unión Europea confía en estrechar sus lazos con el país asiático. Con el fin de desarrollar relaciones más efectivas con esta asombrosa nación, la Unión Europea está estudiando la percepción que los ciudadanos chinos tienen de ella. El proyecto «Disaggregating Chinese perceptions of the EU and the implications for the EU's China policy» (Chineseviewsofeu), financiado con fondos comunitarios, ilustró con todo detalle la percepción de los chinos con respecto a la Unión Europea. Para comprender la consideración que los diferentes grupos de población de China tienen hacia la Unión Europea, Europa y las políticas comunitarias en relación con China, el proyecto recabó una gran cantidad de datos empíricos. Se realizó una encuesta entre tres mil ciudadanos de a pie de seis ciudades chinas y setecientos altos funcionarios de la administración china, empresarios de renombre, intelectuales, trabajadores de los medios de comunicación y activistas de la sociedad civil. También se entrevistó a cincuenta integrantes de élite de los grupos anteriores, se realizaron seis debates populares en grupo con un total de unos ochenta residentes en ciudades chinas, se analizaron los libros de texto de historia y la cobertura sobre la Unión Europea de los principales diarios del país. De este modo, el equipo del proyecto generó la primera perspectiva completa sobre la consideración de los chinos y los diversos grupos sociales del país hacia Europa, la Unión Europea y las políticas de los Estados miembros de la Unión Europea con respecto a China. Este análisis es de capital importancia para las relaciones de Europa con China. Los datos revelaron que las impresiones acerca de Alemania, Francia y Reino Unido dominaban la visión china de Europa. En general, los chinos mostraron una impresión positiva sobre los aspectos políticos, económicos, sociales y culturales europeos, así como una preferencia por Europa frente a otras grandes potencias como Japón, Rusia y Estados Unidos. A grandes rasgos, se observó un conocimiento mutuo muy limitado entre los ciudadanos de la Unión Europea y de China acerca de la sociedad y las instituciones políticas de la otra parte. Sin embargo, China ofrece importantes oportunidades para tender nuevos puentes con la Unión Europea, puesto que Europa, en tanto que entidad social, cultural, económica y política, goza de la buena voluntad y el afecto de los ciudadanos de las urbes chinas. La música clásica (Mozart, Beethoven), la poesía (Goethe, Dante, etc.), la literatura (Balzac, Victor Hugo, etc.), la pintura, el Renacimiento, la Ilustración, la filosofía (Nietzsche, etc.) siempre vienen a la mente de los chinos cuando se les pregunta por su primera impresión de Europa. El modo europeo de hacer negocios, las prácticas y normativas europeas sobre protección medioambiental, las políticas sociales y los avances tecnológicos, entre otros factores, son muy valorados en China. Los libros de texto y los medios de comunicación de masas de China representan a menudo a Europa y a la Unión Europea de una forma amable y positiva. Cuanto más sabían los encuestados acerca de la Unión Europea, más positiva era su impresión sobre ella, lo que supone una valiosa oportunidad que Europa debe aprovechar. Esta circunstancia plantea el enorme reto de cómo se pueden beneficiar la Unión Europea y los Estados miembros de esta visión tan positiva y de crear políticas adecuadas con respecto a China. Buena parte de los chinos encuestados consideraban demasiado injerente la labor que realiza la Unión Europea en favor de la protección medioambiental, los derechos humanos, la democracia, la transparencia de las administraciones públicas, la protección de los derechos de propiedad intelectual y las reglas de comercio justo. Se observa que la percepción que se tiene de las políticas de la Unión Europea con respecto a China están muy condicionadas por los medios de comunicación chinos. Además, la incapacidad de la Unión Europea y de los Estados miembros para valorar la perspectiva china sobre determinadas cuestiones de vital importancia para el país asiático también supone un importante perjuicio para la imagen de la Unión Europea y de los Estados miembros en China. Algunas cuestiones sumamente delicadas, como el Tíbet y el Dalai Lama y los derechos humanos, se mencionan con frecuencia como áreas de discrepancia; en cambio, los Juegos Olímpicos celebrados en 2008 tuvieron una importante repercusión sobre la opinión de los ciudadanos chinos acerca de la actitud de la Unión Europea o del conjunto de Europa hacia China. Esto significa, pues, que la Unión Europea y los Estados miembros suscitan tanto admiración como reprobación. En determinadas áreas, como la cultura y los artículos de consumo, la Unión Europea cuenta con gran popularidad en China, mientras que en el ámbito político y de los derechos humanos, debe medir bien sus pasos si se quiere alcanzar un entendimiento mutuo y hallar áreas de posible colaboración. Existen también diferencias en función de regiones, sexos, generaciones y sectores que exigen también de la Unión Europea y de los Estados miembros la elaboración de programas de comunicación y actuación diferenciados.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación