Skip to main content

Consumer-safe and thermally-stable bioplastic formulation with controlled biodegradation properties for agricultural and horticultural accessories

Article Category

Article available in the folowing languages:

Plásticos biodegradables para la agricultura de la Unión Europea

Con el fin de disminuir los residuos plásticos en la Unión Europea, un equipo de científicos desarrolló un material bioplástico biodegradable en un 70%.

Cambio climático y medio ambiente
Alimentos y recursos naturales

Las industrias agrícolas y hortícolas de la Unión Europea producen mil doscientas toneladas de residuos plásticos por año, de los cuales cerca de un 30 % proceden de redes, sujeciones, macetas y bandejas. Estos plásticos no biodegradables y derivados del petróleo se desechan después de cada cosecha y pueden resultar muy contaminantes. Dado que los plásticos biodegradables disponibles no son adecuados para el sector agrícola, el proyecto financiado por la Unión Europea DEGRICOL (Consumer-safe and thermally-stable bioplastic formulation with controlled biodegradation properties for agricultural and horticultural accessories) procuró desarrollar accesorios económicos, seguros para el consumidor y biodegradables para la industria agrícola y hortícola. DEGRICOL utilizó un plástico biodegradable y moldeable que deriva de recursos renovables como el almidón de maíz para producir macetas, sujeciones y redes. Con el fin de mejorar su biodegradación, los científicos también incorporaron en el plástico aditivos naturales, tales como la lignina, a partir de fuentes de residuos agrícolas y ácido húmico a partir de abono. A partir de formulaciones plásticas adecuadas, DEGRICOL puso a prueba la estabilidad de los materiales a diferentes valores de pH, temperatura, radiación ultravioleta y condiciones de estrés, y las propiedades de degradación subterráneas. Además, los científicos garantizaron que los compuestos no tóxicos migraran desde los recipientes plásticos hacia las plantas que servirán como alimento. DEGRICOL también mostró que el surfactante que controla la degradación no afecta las propiedades mecánicas de su compuesto. El objetivo fue obtener un producto 100 % biológico, y se obtuvo un producto biológico en un 60 a un 70 %, el máximo alcanzado por moldeo por inyección y compresión. La producción de bioplásticos biodegradables a partir de fuentes naturales convierte a los productos de DEGRICOL en alternativas ecológicas y competitivas a los productos plásticos actuales para los sectores agrícolas y horticortícolas de Europa. Asimismo, al tratarse de materiales seguros para el usuario final, la industria europea de los bioplásticos podrá competir en mejores condiciones con los productos derivados del petróleo.

Palabras clave

Biodegradable, residuos plásticos, bioplásticos, agricultura, horticultura, DEGRICOL

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación