Skip to main content
European Commission logo print header

"Deciphering the domestication and speciation of horses through next-generation paleogenomics using Pleistocene specimens, modern breeds and the domesticated donkey"

Article Category

Article available in the following languages:

Desvelado el genoma del antepasado del caballo

Un proyecto de investigación financiado por la Unión Europea ha analizado el genoma de un caballo que vivió hace setecientos mil años, época en la que se extinguieron muchos grandes mamíferos.

Salud icon Salud

Sobre los caballos se posee un registro fósil muy rico que ofrece una oportunidad excepcional para comprender los procesos genéticos que subyacen tanto a la domesticación como a la aparición de nuevas especies en la naturaleza. La información paleogenética podría guiar iniciativas para la conservación de los caballos de Przewalski, la única subespecie de caballo salvaje que existe en la actualidad y que está en peligro de extinción. Actualmente, solo hay unos doscientos cincuenta individuos de esta especie viviendo en libertad. El proyecto NGP (Deciphering the domestication and speciation of horses through next-generation paleogenomics using Pleistocene specimens, modern breeds and the domesticated donkey) empleó las últimas técnicas de secuenciación masiva paralela disponibles con el objetivo de desvelar el genoma del antepasado del caballo. La secuenciación de tercera generación analizó no solo el genoma del antepasado del caballo que vivió en el Pleistoceno medio, hace setecientos mil años (KYBP), sino también seis genomas de caballo moderno incluyendo el caballo Przewalski, cinco razas domésticas y un burro moderno. La validez de los genomas fue confirmada empleando datos de cromosomas autosómicos y del cromosoma Y, así como del ADN mitocondrial. Una herramienta, mapDamage, fue el tema principal de un artículo publicado por el proyecto en una revista científica con revisión por pares. Esta herramienta diferencia entre ADN fósil presente en fósiles y muestras genéticas de bacterias, así como de nucleótidos de daño post mortem. El análisis de ADN del Pleistoceno medio permitió a los investigadores recalibrar el tiempo en el que el ancestro común más reciente del caballo y del burro vagaba por las llanuras. Concretamente, este período comprende entre hace cuatro y cuatro millones y medio de años. Este es el doble de tiempo empleado habitualmente. El genoma del caballo de Przewalski mostró que esta especie divergió de los caballos domésticos hace setenta y dos mil años y, además, no presentaba indicios recientes de cruzamiento con sus homólogos modernos. Esta única subespecie de caballo salvaje que existe en la actualidad tiene una diversidad genética comparable con la de las razas domésticas. La mayoría de los mil quinientos caballos de Przewalski viven en cautividad y estos datos justifican los esfuerzos actuales de conservación y la reintroducción en la naturaleza. El proyecto NGP ha demostrado que es posible acceder a paleogenomas que se remontan a miles de años en el pasado hasta la época del Pleistoceno medio. La aplicación de métodos punteros de secuenciación conducirá a la próxima generación de paleogenomas, que hasta el momento eran inaccesibles. Esto tiene importantes implicaciones para descifrar los misterios de la biología evolutiva.

Palabras clave

Genoma, antepasado del caballo, caballos de Przewalski, Pleistoceno medio, conservación

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación