Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La Comisión Europea lanza las propuestas de las primeras Iniciativas Tecnológicas Conjuntas

La Comisión Europea está en camino a la creación de las primeras asociaciones público-privadas de Europa para el fomento de la investigación y el desarrollo, después de haber aprobado propuestas de iniciativas en dos sectores industriales estratégicos. La Comisión presentó d...

La Comisión Europea está en camino a la creación de las primeras asociaciones público-privadas de Europa para el fomento de la investigación y el desarrollo, después de haber aprobado propuestas de iniciativas en dos sectores industriales estratégicos. La Comisión presentó dos Iniciativas Tecnológicas Conjuntas (ITC), cuyo valor asciende a aproximadamente 5.000 millones de euros, sobre sistemas informáticos incorporados, conocidas como ARTEMIS (Advanced Research and Technology for Embedded Intelligence and Systems), y sobre medicamentos innovadores (Iniciativa de Medicamentos Innovadores). Estas dos ITC conjugarán la inversión del sector privado con la financiación pública nacional y europea para crear un único programa de investigación paneuropeo impulsado por las necesidades de la industria y centrado en claros objetivos tecnológicos y económicos conjuntos. «Europa necesita un nuevo planteamiento de la investigación en ámbitos prometedores para nuestra competitividad y nuestro bienestar», afirmó Janez Potocnik, Comisario de Ciencia e Investigación de la UE. «Las propuestas de hoy indican que la Comisión Europea está comprometida a pensar de modo diferente cuando Europa así lo necesite.» Las nuevas ITC se alejarán del enfoque tradicional de financiación pública de proyectos «caso por caso» y se volcarán en programas de investigación a gran escala dedicados a lograr los objetivos estratégicos comunes de investigación de sectores industriales específicos. La Comisión Europea confía en que este nuevo enfoque ascendente fomentará la inversión europea en investigación y desarrollo y creará una masa crítica aunando esfuerzos que están fragmentados en la actualidad. ARTEMIS tratará sobre la tecnología invisible (sistemas incorporados) que se encuentran en múltiples aparatos o máquinas, desde coches, aviones y teléfonos móviles, redes energéticas y fábricas hasta lavadoras y televisores. Su presupuesto para la investigación ascenderá a un total de 2.700 millones de euros durante siete años y se espera que la industria aporte el 60%, la Comisión 410 millones de euros y los Estados miembros de la UE otros 800 millones de euros. La Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI) tendrá como objetivo apoyar el desarrollo de nuevos conocimientos, herramientas y métodos para que entren en el mercado medicamentos mejores y más seguros más rápidamente. El programa tendrá dos mil millones de euros para invertir durante siete años. La contribución comunitaria de mil millones de euros estará destinada totalmente a las pequeñas y medianas empresas (PYME) y las universidades para investigación que pueda resultar de utilidad para el sector farmacéutico. A cambio de esto, las grandes empresas igualarán estas cantidades e involucrarán a las mismas PYME y universidades. Por tanto, la IMI contribuirá al incremento de la inversión privada en I+D, mejorando la transferencia de conocimientos entre las universidades y las empresas e implicando a las pequeñas empresas en la investigación europea. A pesar de que hay niveles importantes de financiación pública en las ITC, la Comisión insiste en que las nuevas iniciativas de investigación están diseñadas para ser lo más rápidas, flexibles y livianas que sea posible desde el punto de vista administrativo, con gastos generales que no superen entre el 1.5 y el 4% del presupuesto total. Al mismo tiempo, las iniciativas se aplicarán a través de empresas conjuntas que se fundarán por reglamentos del Consejo en base al artículo 171 del Tratado de la CE. El Sr. Potocnik dijo: «Cada ITC estará administrada por una empresa conjunta, financiada por la industria y el sector público (europeo y/o nacional). Se crearán con arreglo al derecho comunitario, algo sin precedentes en una organización de este tipo. Las hemos diseñado para que tengan la flexibilidad necesaria para funcionar como asociaciones público-privadas, al tiempo que se garantiza un uso sensato de los fondos comunitarios.» Las propuestas de la Comisión para cada ITC serán presentadas los días 21 y 22 de mayo al Consejo de Competitividad con la esperanza de que los reglamentos sean adoptados durante la Presidencia portuguesa, a tiempo para que ambas ITC puedan comenzar su labor a principios de 2008. Los próximos candidatos potenciales para las ITC se encuentran en las áreas de la nanoelectrónica, los cielos limpios (aeronáutica ecológica), las pilas de combustible e hidrógeno y la vigilancia global para el medio ambiente y la seguridad. Se espera que se convoquen propuestas próximamente. «No creo que sea posible subrayar de manera más intensa que lo que estamos proponiendo hoy es realmente innovador. Para que esto sea una realidad, se necesitará un compromiso real de todos los involucrados: la industria, la Comisión, los Estados miembros, el Parlamento Europeo. Es posible que no resulte siempre fácil. Pero es demasiado importante como para no probar y no ofrecer todo lo que tenemos para dar», concluyó el Comisario.

Artículos conexos