Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un comité parlamentario apoya la financiación pública para Galileo

El día 5 de junio, eurodiputados del Subcomité de Seguridad y Defensa del Parlamento Europeo debatieron sobre el proyecto europeo de navegación por satélite Galileo y acordaron ampliamente que la financiación pública parece ser la mejor opción de financiación para el proyecto....

El día 5 de junio, eurodiputados del Subcomité de Seguridad y Defensa del Parlamento Europeo debatieron sobre el proyecto europeo de navegación por satélite Galileo y acordaron ampliamente que la financiación pública parece ser la mejor opción de financiación para el proyecto. Galileo estaba llamado a ser la mayor incursión de la UE en asociaciones público-privadas. Pero el proyecto se enfrentó a grandes contratiempos en mayo, cuando las compañías que forman el consorcio de Galileo no pudieron llegar a un acuerdo sobre cómo compartir los riesgos financieros que supone. Inmediatamente, la Comisión Europea formuló una comunicación en la que resumía seis posibilidades diferentes para hacer avanzar el proyecto. La opción preferida de la Comisión, y ahora también del Subcomité de Seguridad y Defensa del Parlamento Europeo, es completar la financiación necesaria con dinero público. En última instancia, la financiación para este proyecto iba a provenir del sector público de todos modos, y el dinero del sector privado iba a servir a modo de préstamo. No obstante, encontrar nada menos que 2.400 millones de euros adicionales no es tarea fácil y, ante todo, la propuesta debe ser aprobada por el Consejo y también por el Parlamento Europeo en su totalidad. Etelka Barsi-Pataki fue la anterior relatora del Parlamento Europeo sobre Galileo. Durante el debate, subrayó que Galileo sigue teniendo una importancia estratégica y que el Parlamento Europeo no cuestiona este punto. «Lo que sí cuestionamos es si se ha elegido la forma adecuada de financiación para asumirlo», afirmó. Por su parte, el relator actual, Norbert Glante, indicó que este no es el momento oportuno para dudar de la importancia que Galileo tiene para Europa. «Podríamos comprar el GPS [la versión actual de navegación por satélite de EE. UU.] ya existente, o sistemas de armamento ya existentes, pero se resentirían nuestras capacidades de investigación y desarrollo», apuntó. El Sr. Glante también hizo hincapié en que se deben indicar fechas fiables para la finalización del proyecto a las industrias que tienen la intención de utilizar la tecnología a partir de Galileo para ofrecer diversos servicios a los consumidores. Los eurodiputados también debatieron sobre la reciente adopción de la política espacial europea por parte del Consejo Espacial europeo. Los eurodiputados hicieron preguntas relativas a si la política espacial tendrá alguna función en operaciones militares en las que estén implicadas las fuerzas armadas europeas y si se pretende que la política espacial tenga carácter técnico o político. Michael Praet, director de la oficina de Bruselas de la Agencia Espacial Europea, respondió: «la tecnología espacial no es ni militar ni civil por definición; es la política, y no la tecnología, la que decide de qué forma será utilizada». También explicó que el esfuerzo espacial de Europa, incluyendo el de cada Estado miembro, es de alrededor de un sexto comparado con el de EE. UU. «No sé por cuánto tiempo podremos seguir siendo competitivos en esas circunstancias [...]. Si el espacio no forma parte de nuestra gama de recursos, entonces quedaremos relegados a la segunda fila en la competencia mundial: en términos militares, económicos y de investigación», advirtió.

Artículos conexos