Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Combatir el cáncer con más precisión

El cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres. Los expertos predicen que a lo largo de este año se diagnosticarán alrededor de 350.000 casos en Europa. Los investigadores del proyecto HAMAM («Diagnóstico del cáncer de mama de alta precisión mediante la integración...

El cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres. Los expertos predicen que a lo largo de este año se diagnosticarán alrededor de 350.000 casos en Europa. Los investigadores del proyecto HAMAM («Diagnóstico del cáncer de mama de alta precisión mediante la integración de conocimiento biológico, nuevas técnicas de imagen y creación de modelos»), financiado por la Unión Europea, creen que la detección temprana es en la actualidad el modo más efectivo para combatir el cáncer de mama, por lo que están desarrollando métodos de diagnóstico más precisos. El proyecto HAMAM ha recibido una financiación de 3,6 millones de euros, provenientes del tema «Tecnologías de la información y la comunicación» (TIC) perteneciente al Séptimo Programa Marco (7PM). Los expertos opinan que hasta que las causas del cáncer de mama se conozcan con más exactitud, la detección temprana y el diagnóstico preciso son la mejor defensa. Cuanto antes se detecte el cáncer de mama, antes se podrá proporcionar el tratamiento, y más probabilidad habrá de éxito. La medicina moderna ofrece una gran variedad de herramientas para el diagnóstico del cáncer de mama, entre las que se incluyen las mamografías, las exploraciones por ultrasonidos y las biopsias. Métodos de diagnóstico nuevos o mejorados (como la tomosíntesis por rayos-X, las imágenes por resonancia magnética, la mamografía de emisión de positrones o el diagnóstico automatizado por ultrasonidos tridimensionales) contribuyen a identificar y caracterizar la morfología y la función de los nódulos mamarios sospechosos. A pesar de los enormes avances tecnológicos, todavía estamos lejos de una solución única para la detección del cáncer de mama. Además, los métodos de diagnóstico actuales no son infalibles, y los tumores pueden pasar inadvertidos. Incluso las biopsias de nódulos cancerosos pueden dar lugar a interpretaciones erróneas. En caso de diagnosticar un cáncer de mama, puede resultar complicado distinguir entre aquellos tumores que no representan un riesgo para la salud y los que sí, lo que supone que algunas mujeres se someten de forma innecesaria a una difícil terapia, que incluye cirugía, radioterapia y quimioterapia. La clave de este problema es por lo tanto la precisión: ¿cómo puede ayudarnos la tecnología a lograr un diagnóstico correcto, temprano y preciso del cáncer de mama? La respuesta, según el equipo del proyecto HAMAM, pasa por recurrir a todas las herramientas de diagnóstico disponibles en la actualidad e integrarlas en una única herramienta clínica. Este proyecto sigue los pasos de otros dos, que también contaron con financiación europea: SCREEN («Desarrollo de un entorno de análisis de imagen para mamografías digitales en el cribado de cáncer de mama») y SCREEN-TRIAL («Ensayo del análisis de imagen para mamografías digitales»). Ambos se financiaron a través del Programa Temático «sociedad de la información fácilmente accesible a los usuarios», perteneciente al Quinto Programa Marco (5PM), y han contribuido significativamente al área del diagnóstico del cáncer de mama en Europa. El equipo HAMAM ha desarrollado un prototipo de herramienta clínica, presentada en septiembre de 2008. Este sistema permite al médico visualizar simultáneamente múltiples fuentes de información, incluyendo la historia del paciente y diferentes imágenes diagnósticas. La herramienta irá conectada a una extensa base de datos capaz de proporcionar acceso a otras imágenes y datos clínicos, con el fin de guiar al médico en el tratamiento del paciente. El proyecto HAMAM está liderado por el Instituto Europeo de Investigación sobre Técnicas Biomédicas de Imagen (EIBIR), en Austria. Ha supuesto la colaboración entre científicos, clínicos y expertos en tecnologías de la información de siete institutos europeos, y de un equipo del Hospital Comunitario de Boca Ratón, en Estados Unidos. En relación a los beneficios que brinda la cooperación entre la UE y Estados Unidos en la combinación de diferentes perspectivas sobre la enfermedad, Sonja Guttenbrunner, del EIBIR, señaló: «El cáncer de mama es un asunto de relevancia mundial, tanto desde un punto de vista epidemiológico como económico, pero se trata de manera diferente en Europa y en Estados Unidos.» El socio industrial alemán Mevis Medical Solutions pretende comercializar la herramienta cuando el proyecto finalice formalmente en 2011.

Artículos conexos