Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

La interacción de las instituciones de la Unión Europea con la sociedad civil es la clave para mejorar la democracia

Según el «Libro Blanco sobre el futuro de Europa – Reflexiones y escenarios para la Europa de los veintisiete de cara al 2025» de 2017 elaborado por la Comisión Europea, la Unión Europea reconoce la necesidad de ser más democráticos y moverse más rápido a la par de los ciudadanos. Un proyecto financiado con fondos europeos ofrece información sobre cómo puede lograrse.

Sociedad

Petra Ahrens, beneficiaria de una beca de investigación posdoctoral Marie Skłodowska-Curie en el marco del proyecto DemocInChange, explica: «Un elemento importante para mejorar la democracia radica en la interacción de las instituciones de la Unión Europea con las organizaciones de la sociedad civil (OSC), dado que son la voz de los intereses de los ciudadanos». Ello llevó al proyecto, que contó con el apoyo de Horizonte 2020, a analizar las relaciones entre las OSC y las instituciones europeas, como base para una democracia participativa supranacional.

Entender los principales objetivos

Las OSC tienen como objetivo mejorar los derechos de los ciudadanos y la participación de los grupos frecuentemente marginados en el proceso de elaboración de políticas, ya que abordan los motivos de discriminación formulados en el Artículo 19 del Tratado de Lisboa. «En consecuencia, fue fundamental que el proyecto examinara cómo podría reforzarse la participación política de grupos marginados para mejorar la democracia supranacional», añade Ahrens. Además de ampliar los conocimientos científicos sobre esta cuestión, las metas adicionales del proyecto incluían mejorar las habilidades de divulgación académica, la redacción y las redes de contactos, así como la divulgación de los resultados al público en general. «Los objetivos reflejan los resultados concretos que pueden distinguirse en los ámbitos de resultados de investigación, formación y divulgación», confirma Ahrens.

Principales conclusiones

DemocInChange brindó un mejor entendimiento de los vínculos entre las OSC para la igualdad y las instituciones europeas, la repercusión de la Comisión Europea en las redes de las OSC y sus estrategias de presión, además del papel del Parlamento Europeo para implicar a las OSC. También «acuñó el innovador término “las OCS para la igualdad” destinado a aquellos que están organizadas en torno a motivos de discriminación», indica Ahrens. Al estudiar las OCS para la igualdad, el proyecto también pudo ampliar su investigación sobre las cuestiones de interseccionalidad. «Ello se produce cuando se superponen diferentes motivos de discriminación y constituye una manera concreta de discriminación estructural que no se puede percibir centrándose en los aspectos interseccionados por separado», explica la investigadora. En cuanto al aspecto social y político de la investigación del proyecto, Ahrens destaca un hallazgo clave: «En comparación con los intereses organizados y bien dotados de recursos, por ejemplo, las empresas multinacionales, las OSC para la igualdad tienen que operar en un entorno mucho más restringido porque a menudo carecen de los recursos para llevar a cabo plenamente el trabajo que se proponen hacer». Sin embargo, la expresión de los intereses de los ciudadanos se ve limitada por las instituciones de la Unión Europea y sus normas, a menudo informales, sobre quién será escuchado o invitado, por ejemplo, a las arenas informales de la formulación de políticas. No obstante, el descubrimiento más sorprendente de DemocInChange es que las OSC para la igualdad no compiten directamente entre sí por el acceso a las instituciones europeas. «En cambio, las OSC para la igualdad reaccionan de forma flexible a las nuevas demandas y forjan nuevas alianzas en las intersecciones de sus movilizaciones específicas relativas a los motivos de discriminación», indica Ahrens.

Avances

Los resultados de investigación esclarecerán a los responsables políticos y a los activistas de la sociedad civil de cara a comprender mejor el papel y la posición que tiene cada uno, además de reflexionar sobre nuevas medidas indicativas de colaboración. Ahrens ha continuado su carrera académica convirtiéndose en profesora invitada en la Universidad de Amberes y en investigadora experimentada del proyecto EUGenDem financiado con fondos del Consejo Europeo de Investigación. Ahrens añade: «Participar en EUGenDem me permite profundizar en mi investigación sobre la democracia supranacional al examinar el Parlamento Europeo y el papel de sus grupos políticos en cuanto a aspectos de igualdad interseccional e igualdad de género».

Palabras clave

DemocInChange, instituciones europeas, OCS para la igualdad, democracia supranacional, participación política, grupos marginados, organizaciones de la sociedad civil

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación