Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

El versátil CleanPack permite envasar los alimentos de manera más limpia y aumenta la competitividad de las pymes

La industria del envasado de alimentos busca constantemente formas mejores y más seguras de envasar los alimentos para los consumidores. Los investigadores han desarrollado una máquina modular que crea un entorno ultralimpio a la vez que reduce la huella de carbono asociada al envasado de alimentos.

Tecnologías industriales
Alimentos y recursos naturales

El sector industrial responsable del preparado y envasado de alimentos sólidos y refrigerados, tales como productos lácteos, carne, pescado, alimentos listos para el consumo (RTE, por sus siglas en inglés), ensaladas, frutas y verduras troceadas exige cada vez mayores niveles de higiene con el fin de envasar sus productos con una mínima contaminación microbiana o en condiciones de esterilidad comercial. El sector necesita asimismo innovaciones que reduzcan las enfermedades alimentarias, así como los costes de producción y las huellas de carbono. El proyecto financiado con fondos europeos CleanPack se puso en marcha con el fin de producir nuevos envases ultralimpios para productos alimentarios. Los investigadores trabajaron en aumentar la caducidad de los alimentos sin necesidad de añadirles conservantes químicos. El proyecto integra muchas técnicas distintas en una máquina CleanPack, «lo que permite a las pymes mantener el mismo nivel de seguridad alimentaria que una sala blanca y prolongar la caducidad y frescura de sus alimentos envasados tanto o más que los grandes productores», afirma el director del proyecto Alejandro Vidal.

Un diseño modular

El equipo comenzó diseñando el CleanPack como una configuración modular con cuatro componentes: un módulo de termoconformado, un módulo de llenado con aceites esenciales destinados a descontaminar las superficies, un módulo de termosellado y un módulo de corte. Los investigadores se aseguraron de que el recinto cumplía con los estándares ISO de clase 5 en materia de control microbiológico durante el primer año del proyecto, garantizando unas condiciones ultralimpias. A continuación, pusieron a prueba el prototipo de CleanPack bajo distintas condiciones reales y con diferentes productos alimentarios. Los resultados fueron tan satisfactorios que incluso permitieron al equipo establecer preacuerdos comerciales con varios clientes potenciales y distribuidores interesados en instalar la máquina CleanPack. «El diseño en cuatro módulos de la máquina CleanPack se adapta a las necesidades de los distintos mercados y consumidores, lo que supone un proceso más eficaz y rentable», apunta Vidal. «Además, la nueva técnica de descontaminado mediante aceites esenciales del módulo de llenado contribuye a prolongar la caducidad de los productos en un mínimo estimado del 150 % sin conservantes químicos añadidos».

El mercado de los RTE

Tras el éxito de las pruebas reales con el CleanPack, los investigadores llevaron el proyecto al mercado del envasado de alimentos RTE, para lo que utilizaron la etapa de termosellado de la máquina con el fin de producir bandejas ultralimpias para los alimentos. Este enfoque garantiza que alimentos como la carne en lonchas o las frutas y verduras recién troceadas queden libres de enfermedades alimentarias y disminuye los desechos alimentarios, lo que supone una ventaja tecnológica sobre la competencia.

Un proceso más ecológico de envasado de alimentos

La puesta en marcha de esta tecnología de mínimo procesado de los alimentos tiene asimismo el potencial de reducir el consumo energético y la dependencia de la logística asociada a la cadena de frío, así como permite una producción descentralizada mediante formas más sostenibles y rentables. De este modo, CleanPack está ayudando a todo un conjunto de pymes del sector alimentario a lograr mejores productos y a prolongar su caducidad, lo que aumenta su competitividad en la industria. «El proyecto se ha convertido en un referente de éxito dentro de nuestra línea de producción, así que trataremos de seguir mejorando y evolucionando mediante el desarrollo de máquinas nuevas y mejores», sostiene Vidal. De cara al futuro, el equipo de CleanPack pretende adaptarse a las nuevas tendencias del mercado y a las necesidades actuales y futuras de los consumidores, para lo que se aproximará a aquellos que aprecien y valoren los nuevos avances tecnológicos destinados a mejorar la rentabilidad de sus líneas de envasado.

Palabras clave

CleanPack, envasado de alimentos, caducidad, ultralimpio, huella de carbono, seguridad alimentaria, sala blanca, diseño modular, bandeja para alimentos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación