Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Nuevas herramientas para digitalizar la despilfarradora industria de la moda

Un proyecto financiado con fondos europeos espera integrar una aplicación para teléfonos inteligentes capaz de escanear el cuerpo y que podría ayudar a reducir los residuos y los daños ambientales.

Economía digital

Esta tecnología puede cambiar la industria de la moda, basada en la idea de usar y tirar, digitalizando las fases clave del diseño y la producción de prendas, lo que permitiría avanzar hacia una visión de futuro en la que la ropa se produce solo a medida que sea necesaria. Al principio, el proyecto AVATAR, financiado con fondos europeos, tenía por objeto desarrollar avatares digitales en 3D de los compradores para personalizar la prueba de prendas y las opciones de estilo. Sin embargo, el equipo optó por otro enfoque después de que el estudio de viabilidad de mercado realizado como parte del proyecto identificase importantes deficiencias en la industria de la moda. «Pasamos de la primera idea, que consistía en desarrollar avatares —las tecnologías de avatares ya existen, aunque tienen una funcionalidad limitada—, a un nuevo modelo de la industria de la moda», comenta Kateřina Čihařová, coordinadora del proyecto y directora general de Innovation Leadership Agency (ILA), en Praga. «Existe una disonancia de muchas tecnologías que son soluciones parciales para problemas parciales de la industria», señala Ivan Dvořák, fundador y director de ILA. «Hicimos un mapeo del panorama innovador y tecnológico y de la oferta y la demanda del mercado en el ámbito de la moda digital. Esto mostró carencias en el mercado. Consideramos que es una oportunidad empresarial para integrar todo el proceso de diseño y producción de ropa digital o virtual».

Un proceso ineficaz y derrochador

«La producción textil y de ropa es muy ineficaz y devastadora para el medio ambiente», explica Dvořák. «Entre el 75 y el 85 % de las prendas producidas nunca se utilizan», añade. «Las grandes tiendas de moda presentan una colección, la mantienen durante un par de semanas y, después, la descartan. Es un desperdicio enorme, ya que durante el proceso se consumen grandes cantidades de agua y el proceso de teñido causa una importante contaminación ambiental. Las microfibras de las prendas contaminan los océanos. Mientras, la industria sigue creciendo». El proyecto AVATAR pretende crear un futuro en el que las prendas solo se confeccionen tras la confirmación total del cliente. Sin embargo, el equipo cree que, antes de que esto pueda suceder, es necesario digitalizar e integrar todos los aspectos del diseño y la producción.

Digitalización de las pruebas y los patrones

La visión del proyecto, es decir, el establecimiento de un tipo completamente diferente de industria, empieza con el avatar del teléfono móvil, que toma las medidas del cuerpo en tiempo real para crear una representación digital. Después, el cliente iría a una sastrería, una agencia especializada o una tienda en línea y elegiría prendas digitales para vestir al avatar. «Se adapta de forma digital y se ve cómo queda. Estamos trabajando para conseguir que estos avatares se muevan, de forma que también se puedan usar como modelos en desfiles de moda o en pasarelas, como parte de la visión de producir ropa sin despilfarrar», comenta Čihařová. Se está desarrollando una biblioteca de avatares de modelos existentes en cooperación con ferias de moda y agencias de colecciones, lo que reduce la necesidad de que los modelos viajen para hacer las pruebas. Además, el proyecto ha creado una biblioteca de prendas 3D que incluye patrones de confección que se pueden adaptar digitalmente, lo cual permite ahorrar papel. En este momento, la biblioteca cuenta con 260 prendas 3D y su objetivo es digitalizar unas ochocientas. «Podemos ofrecer a los diseñadores de moda y a los productores de prendas un conjunto de herramientas, incluida la biblioteca, y un servicio de consultoría para ayudarles a dominar la nueva tecnología integrada», señala Dvořák. «Los grandes actores de mercado lo hacen todo internamente, pero los medianos externalizarán esta parte de su trabajo». Actualmente, la empresa está analizando el interés y ofreciendo avatares y patrones digitales a los diseñadores de moda, que pueden descargarlos de forma gratuita, con un cuestionario de evaluación. Hasta ahora, la respuesta es desigual. «Los diseñadores más consolidados se muestran reticentes y lo consideran una traición a su arte. Por otro lado, mucha gente más joven se muestra más entusiasmada», añade Dvořák.

Palabras clave

AVATAR, moda, teñido, ropa, prendas, avatares, diseñadores de moda, microfibras, medio ambiente

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación