Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

TENDENCIAS CIENTÍFICAS: ¿Puedes diseñar un retrete para el espacio exterior? Si es así ¡la NASA te está buscando!

La NASA presenta un concurso en el que busca conceptos innovadores para retretes que puedan funcionar en la Luna.

Investigación fundamental

La última vez que el hombre pisó la Luna en 1972 lo hizo utilizando pañales. Casi medio siglo después, la NASA planea hacer las cosas de forma distinta a la histórica misión del Apolo 11. Con la participación de la plataforma de colaboración masiva HeroX, la NASA anunció el Lunar Loo Challenge, un concurso para encontrar ideas para el mejor retrete espacial que se usará en la próxima misión en 2024. El retrete tiene que satisfacer a usuarios masculinos y femeninos, en el espacio exterior y sobre la superficie de la Luna.

Diseñar un retrete para el espacio exterior

En una noticia, la NASA describe claramente lo que está buscando: «Estos astronautas comerán y beberán, y posteriormente orinarán y defecarán en microgravedad y en la gravedad de la Luna. Mientras los astronautas estén en la cabina y sin sus trajes espaciales, necesitarán un retrete con las mismas funciones que los de la Tierra». «Los astronautas insistieron en que no quieren volver a las bolsas del Apolo», declaró a «Business Insider» Mike Interbartolo, coordinador del proyecto Lunar Loo Challenge. «Necesitamos un retrete que funcione durante siete días en la superficie lunar, así como durante el tiempo de tránsito hacia y desde la Luna». HeroX proporciona todas las directrices y especificaciones de funcionamiento y diseño del retrete. Además de funcionar tanto en microgravedad (gravedad muy débil) como en la gravedad de la Luna —alrededor de la sexta parte de la gravedad de la Tierra—, el retrete tiene que ser más pequeño, liviano y eficiente que los retretes espaciales existentes hasta ahora. Los retretes actuales están diseñados solo para la microgravedad. El retrete tiene que servir de apoyo a una tripulación de dos astronautas. El tamaño es un problema, porque debe pesar menos de 15 kg en la Tierra y debe tener un volumen menor a 0,12 m3. Debe utilizar menos de 70 W de energía y hacer menos ruido que un ventilador de baño convencional. Además, debe tener un tiempo de respuesta de cinco minutos o menos entre cada uso.

En busca de futuros innovadores, jóvenes y mayores

«Queremos esa perspectiva diferente durante el próximo par de meses de este desafío para realmente abrir nuestros ojos a la incógnita desconocida de que quizás, como estamos tan concentrados en lo que es un retrete espacial, haya diferentes cosas allí afuera que no estamos teniendo en cuenta», explicó Interbartolo. «Estamos siendo creativos… queremos aprovechar a aquellos inventores aficionados, a la comunidad espacial creadora», declaró Interbartolo a «The Guardian». Los tres mejores aspirantes compartirán un premio total de 35 000 USD (alrededor de 31 000 EUR). Lo que hace que este concurso sea único es que no solo quiere atraer soluciones nuevas e innovadoras de los exploradores del espacio, los ingenieros y los científicos. Está buscando una perspectiva nueva de un público objetivo que había sido desaprovechado. Existe una categoría sub-18 para enviar las ideas de diseño. Los tres mejores participantes recibirán el reconocimiento público y artículos oficiales de la NASA. El nuevo retrete está destinado al programa Artemis de la NASA, que enviará a la primer mujer y al próximo hombre a la Luna. «Mientras nos preparamos para este acontecimiento extraordinario, no podemos olvidarnos de las necesidades corrientes de nuestros astronautas», señaló Interbartolo. ¿Aceptas el desafío de la NASA para la gestión de residuos humanos en el espacio? El concurso finaliza el 17 de agosto. ¡Apresúrate y envía tus ideas! ¡No te olvides de tus hijos!

Palabras clave

NASA, retrete, Luna, Lunar Loo Challenge, HeroX, gestión de residuos