Skip to main content

Utilizing an innovative chemical platform to defeat antimicrobial resistance

Article Category

Article available in the folowing languages:

Unos inhibidores de los mecanismo de resistencia a antibióticos podrían restaurar la eficacia de los antibióticos

La amenaza de una creciente resistencia a los antimicrobianos ha centrado la atención de las grandes empresas farmacéuticas, que han invertido miles de millones de euros intentando encontrar nuevos antibióticos. El proyecto QTB4AMR propone un método novedoso que daría algo de esperanza.

Salud

La resistencia a los antibióticos es una preocupación importante para la salud pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que cada año alrededor de setecientas mil personas fallecen por infecciones causadas por bacterias farmacorresistentes. Sin antibióticos eficaces, el éxito de la cirugía mayor y la quimioterapia podría verse comprometido. Y sin embargo, debido a los costes asociados al desarrollo de nuevos antibióticos, muchas empresas farmacéuticas han cesado el desarrollo clínico de nuevos antibióticos. Algunas han disminuido las actividades internas de I+D de antibióticos y antivíricos, mientras otras como Novartis, las han cancelado por completo. «La opinión actual es que aunque el desarrollo de un antibiótico independiente completamente nuevo es importante, no satisfacería la necesidad urgente. El área apuesta por tratamientos combinatorios que alcanzarían el mercado más rápido», explica Fredrik Almqvist, director general de QureTech Bio, empresa responsable del proyecto. El proyecto QTB4AMR, financiado con fondos europeos, ha desarrollado nuevos compuestos que pueden restaurar la susceptibilidad a antibióticos en bacterias grampositivas, lo que impulsa la eficacia de los antibióticos del tratamiento habitual. Las bacterias grampositivas, como «Staphylococcus aureus» resistente a la meticilina (SARM) y los enterococos resistentes a la vancomicina (ERV), son responsables de alrededor del 60 % de las infecciones respiratorias, intraabdominales y del tracto urinario. La financiación europea permitió que QureTech desarrollara un plan de negocio en el que se incluye el análisis de datos epidemiológicos y de mercado. Posibilitó que el equipo evaluara las necesidades de los usuarios, estableciera los derechos de propiedad intelectual y creara una estrategia de comercialización. Además, lograron realizar un estudio de viabilidad, como un paso hacia los ensayos clínicos y para identificar potenciales socios para el desarrollo preclínico.

Los «inhibidores de los mecanismos de resistencia a antibióticos»

Las nuevas entidades químicas (NEQ) que forman los «inhibidores de los mecanismos de resistencia a los antibióticos» de QureTech se llaman GmPcides. Descienden de una plataforma química bien consolidada, desarrollada por QureTech, con compuestos cabeza de serie que matan bacterias grampositivas en concentraciones muy bajas. «La versatilidad de esta plataforma química nos permitió alterar velozmente la naturaleza de los compuestos para desarrollar rápidamente nuevas generaciones de compuestos con mejores propiedades», comenta Almqvist. Las NEQ se probaron tanto en cultivos celulares como en modelos animales. Los resultados mostraron que algunos de los compuestos restablecieron la susceptibilidad a antibióticos de los antibióticos del tratamiento habitual en ERV y SARM. «Hasta donde sabemos, nuestro enfoque es completamente nuevo. Nuestras pruebas mostraron que la resistencia bacteriana hacia las GmPcides es muy baja. Nuestra propuesta es utilizar los compuestos cabeza de serie en combinación con antibióticos del tratamiento habitual como tratamiento de primera línea para las infecciones bacterianas», señala Almqvist.

Ayudar a los pacientes a combatir las infecciones

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) estima que 33 000 pacientes mueren al año en la Unión Europea como resultado de infecciones causadas por bacterias resistentes. Un informe recientemente publicado muestra que el 39 % del total es causada por infecciones con bacterias resistentes a los antibióticos de última línea. Se estima que los costes relacionados con el gasto en atención sanitaria generado por la resistencia a los antimicrobianos ascienden a 1 500 millones EUR al año. En los últimos años, el desafío de luchar contra la resistencia a los antibióticos ha sido adoptado por empresas biotecnológicas más pequeñas. Mientras estos actores ágiles desarrollan soluciones innovadoras, el interés de las empresas farmacéuticas más grandes se renueva a un ritmo constante. La plataforma química de QureTech es modulable para el diseño y la síntesis de principios activos, que pueden utilizarse solos o en combinación con los antibióticos del tratamiento habitual, contra patógenos resistentes a los antibióticos. El equipo llevará a cabo más experimentos en animales, junto con el análisis de las propiedades de los diferentes compuestos, para identificar un candidato a fármaco. Una vez determinado, comenzará el desarrollo preclínico. En última instancia, la intención de QureTech es conceder la licencia de los proyectos en curso o identificar socios estratégicos que comercialicen las GmPcides.

Palabras clave

QTB4AMR, resistencia a los antimicrobianos, antibióticos, bacterias, fármacos, compuestos, GmPcides, enterococos, ERV, «Staphylococcus aureus», SARM, infección respiratoria, infección intraabdominal, infección del tracto urinario

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación