Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Trastornos neurológicos revelados por videojuegos de seguimiento ocular

El diagnóstico de enfermedades como el Alzheimer puede resultar un proceso laborioso y caro. Los movimientos oculares involuntarios pueden ofrecer un medio más rápido y más objetivo.

Salud

Las enfermedades neurológicas suponen el 28 % de la carga de enfermedad general en Europa, pero la identificación de enfermedades como las etapas tempranas de la demencia no es sencillo. Las herramientas diagnósticas más eficaces tienen el potencial para mejorar enormemente el tratamiento.

Punción lumbar

Generalmente, el diagnóstico de la demencia implica una larga entrevista estructurada con un neurólogo y también puede incluir una tomografía por emisión de positrones o una punción lumbar. Estas opciones son fiables, pero son caras y requieren mucho tiempo, tanto de los pacientes como de los médicos. «A menudo no se intenta el diagnóstico hasta que los síntomas son claros, cuando ya es demasiado tarde para hacer algo», explica Laszlo Bax, coordinador del proyecto MindTrack. «En el caso del deterioro cognitivo leve, nuestra prueba requiere cinco minutos y tiene una precisión del 93 %». Braingaze, la empresa que Bax cofundó, ha desarrollado una herramienta de diagnóstico que utiliza tecnología de seguimiento ocular para identificar una serie de enfermedades neurológicas. «Comenzamos con el TDAH en adolescentes y descubrimos diferencias claras en patrones específicos de movimiento ocular que reflejan los procesos cognitivos», apunta Bax. A continuación, la empresa estudió los trastornos neurodegenerativos y confirmó que podían detectar diferencias similares en los patrones de movimiento ocular entre adultos sanos y enfermos.

Esfuerzo ecosistémico

Los fondos europeos apoyaron la primera fase de desarrollo comercial de MindTrack. «Gracias a esta subvención contamos con una mejor comprensión de cómo podría adaptarse a la práctica clínica», añade Bax. También apoyó la colaboración continua con corporaciones, pymes, médicos y hospitales, comenta Bax: «Ha sido y seguirá siendo un esfuerzo ecosistémico». Bax describe los juegos como «aparentemente sencillos»: uno requiere que los pacientes miren fijamente a una rana mientras aparecen otros animales a la izquierda y a la derecha de la pantalla. Un renacuajo pide una respuesta del paciente, mientras que un pez no lo hace. Cada reto dura unos segundos; 120 en total. «Debes centrarte en el centro, pero centrar tu atención cognitiva en el lateral», explica Bax. «La separación de estas dos tareas desencadena el movimiento ocular que nos interesa».

Aplicación de software

De tener éxito, la técnica permitiría a los profesionales sanitarios, además de los neurólogos, realizar diagnósticos de trastornos cognitivos, lo que mejoraría el acceso al tratamiento. «Nuestra meta es ofrecer una detección objetiva de trastornos cognitivos, que sea fácil de usar y también económica», apunta Bax. «Ahora necesitamos desarrollar una base de datos de entrenamiento de los algoritmos de IA para que detecten automáticamente la enfermedad y necesitamos el uso de datos adicionales para convencer a los médicos de que lo que tenemos funciona». Braingaze, financiada con fondos europeos, pudo probar la tecnología como herramienta solo de software, lo que significa que, de tener éxito, la prueba podría ofrecerse mediante teléfonos inteligentes y tabletas comerciales, lo que reduciría aún más el coste y mejoraría enormemente el acceso. «En la actualidad lo desarrollamos de cara a la segunda fase», explica Bax. «Hemos demostrado que es posible y que lo que falta es avanzar desde el principio hasta un producto que funcione en todas las plataformas de hardware».

Palabras clave

MindTrack, Braingaze, ojo, movimiento, diagnóstico, demencia, cerebro, enfermedad, rana

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación