Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un sistema de tratamiento elimina especies invasoras vertidas por el agua de lastre de los barcos

Aunque el agua de lastre es vital para el funcionamiento seguro de los barcos, transporta organismos y sedimentos de una parte del mundo a otra. Una iniciativa de la Unión Europea introdujo una tecnología de gestión de aguas que elimina las especies invasoras dañinas antes de que sean liberadas en entornos marinos nuevos.

Transporte y movilidad
Cambio climático y medio ambiente

El proyecto IV-BWTS, financiado con fondos europeos, desarrolló un sistema de gestión del agua de lastre (BWMS, por sus siglas en inglés) que elimina las especies invasoras mediante la aplicación de una tecnología de calentamiento que trata el agua de lastre durante la navegación utilizando el exceso de calor de los motores de los buques u otras fuentes de calor residual, con lo que se ahorra energía y costes de explotación. El BWMS funciona automáticamente e independientemente de otros procedimientos de a bordo.

Nuevo sistema de tratamiento con el calor residual

Lo peculiar del BWMS es que utiliza el propio calor residual del motor principal u otras fuentes de calor de la embarcación para neutralizar mediante la pasteurización cualquier organismo presente en el agua de lastre. «Es respetuoso con el medio ambiente porque no requiere ningún producto químico, filtros o luces ultravioletas que consuman energía», señala Marcus Hummer, director gerente de Bawat, la empresa especialista en tratamiento de aguas de lastre con sede en Dinamarca que coordinó el proyecto. Gracias a la pasteurización, el BWMS puede utilizarse para tratar el agua de lastre en cualquier tipo de agua, independientemente de la salinidad, la turbidez y la temperatura. No tiene restricciones de tiempo de espera, y el agua se trata en una sola pasada. Otra innovación es que componentes como los intercambiadores de calor y las bombas pueden encontrarse a bordo de todos los buques actuales, y por lo tanto bien conocidos por las tripulaciones. Otra diferencia determinante entre el BWMS y los sistemas existentes es la capacidad de llevar a cabo el tratamiento durante la travesía, lo que permite que las operaciones de carga y lastre de un buque no se vean afectadas por un tratamiento lento del agua.

Comprometidos a cumplir la normativa de tratamiento de agua de lastre

A fin de prevenir la propagación de las especies acuáticas invasoras, los buques deben cumplir el Convenio internacional para el control y la gestión del agua de lastre y los sedimentos de los buques aprobado por la Organización Marítima Internacional (OMI). Además, cuando navegan por aguas estadounidenses, los buques también deben cumplir con la Normativa relativa a los organismos vivos en el agua de lastre de los buques vertida en aguas de los Estados Unidos de Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos (USCG, por sus siglas en inglés). Hummer explica lo siguiente: «Será necesario instalar en miles de buques tecnologías eficaces, simples y eficientes hasta 2024, cuando vence el último plazo de la OMI. La mayoría de los armadores buscan sistemas rentables que tengan tanto la aprobación de tipo de la OMI como la homologación de tipo de la USCG, más estricta, para tener la seguridad de que la tecnología funciona y que sus buques pueden seguir cumpliendo con las normativas internacionales y locales. Un buque sin la homologación de tipo de la USCG, aunque no esté navegando por aguas de los Estados Unidos en este momento, carecerá en el futuro de la flexibilidad necesaria para hacerlo». Los socios del proyecto lograron que el BWMS obtuviera un certificado de homologación de tipo de la USCG, que en la práctica es la licencia necesaria para operar en el mercado mundial. Esta certificación hace que el BWMS sea uno de los primeros en ser probado y aprobado con arreglo a los nuevos requisitos obligatorios más estrictos del Código de la OMI para la aprobación de sistemas de gestión del agua de lastre. La tecnología del BWMS también obtuvo la homologación de tipo de la OMI. Hummer concluye: «Ser uno de los primeros sistemas con la homologación de tipo en estas nuevas condiciones más estrictas es una confirmación del duro trabajo que hemos realizado en lo que es el sistema de tratamiento más sostenible y simple del mercado. Da a nuestros clientes la confianza de que tenemos un producto que satisfará sus necesidades futuras. Esto va a cambiar la forma de pensar sobre el tratamiento del agua de lastre. La aprobación de la USCG nos da la plataforma que necesitamos para iniciar este proceso. Vienen tiempos emocionantes».

Palabras clave

IV-BWTS, agua de lastre, buque, BWMS, homologación de tipo, barco, especie invasora, calor residual

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación