Skip to main content

In Defence of Experimental Medicine: Emotional Appeals and Medical Didacticism in Germany, Britain and North America, 1870-1914

Article Category

Article available in the folowing languages:

Comunicación de los conocimientos médicos a finales de siglo

La educación médica puede ser tanto política como afectiva. Una investigación financiada con fondos europeos analizó cómo el público occidental no experto llegaba a saber qué sucedía en el mundo de la investigación médica a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX y cómo llegaba a evaluar o a comprender su valor social.

Sociedad

En una época en la que el papel de la educación médica asume un papel significativo para el público general, el proyecto IDEM, financiado con fondos europeos, ofrece información sobre las técnicas y estrategias pedagógicas del estamento médico para persuadir al público profano del valor de la medicina experimental. Los estudios de caso incluyen la Inglaterra, la Alemania y la Norteamérica, de entre 1870 y 1914. En este contexto, Rob Boddice, beneficiario de una beca individual de investigación Marie Skłodowska-Curie, escribió junto con Mark Smith, catedrático distinguido de Historia en la Universidad de Carolina del Sur, un tratado teórico y metodológico titulado «Emotion, Sense, Experience» («Emoción, sentido, experiencia»). Además, escribió la monografía fundamental de IDEM, «Humane Professions: The Defence of Experimental Medicine, 1876–1914» («Las profesiones humanas: la defensa de la medicina experimental, 1876–1914», cuya publicación está prevista para febrero de 2021), así como un libro popular, «A History of Feelings» («Una historia de los sentimientos»), y un ensayo correspondiente para la revista «Aeon» que llegó a casi ochenta mil lectores.

Un afán de investigación aventurero

Un incendio en la biblioteca Osler de Historia de la Medicina de la Universidad McGill en Montreal dificultó el acceso durante un largo periodo de tiempo. Esto generó un aplazamiento de una exhibición pública planificada de los principales materiales de investigación del proyecto, cuya celebración fue reprogramada en otro emplazamiento para verse frustrada por el brote de COVID-19. Con suerte, todavía podrá tener lugar el año que viene. Por otro lado, a nivel intelectual, IDEM requirió el desarrollo de un nuevo marco metodológico, la nueva historia de la experiencia, que el investigador no había previsto del todo al inicio. Boddice comenta: «Este marco tiene implicaciones importantes en cómo los historiadores realizarán este tipo de investigación en el futuro y, en muchos sentidos, está todavía en desarrollo».

Medir y comprender las emociones

El campo de la historia de las emociones ha estado en desarrollo, por lo menos, desde los años ochenta del siglo pasado. Boddice ha desempeñado un papel activo en la expansión fundamental de la investigación en este ámbito durante la última década. En el caso de IDEM, su innovación metodológica implicó un entrelazamiento de lo que los médicos se dicen entre sí y lo que dicen a la sociedad respecto a lo que hacen habitualmente en los laboratorios, junto con las formas en las que utilizan las redes de influencia social y de manipulación de medios de información para representar dichas prácticas. Se midió la respuesta emocional del público mediante fuentes que demuestran el reflejo o la resistencia a los llamamientos médicos. Estas adoptan la forma de escritos en la prensa popular, participación en grupos de presión profanos y la afirmación política de su verdad (o falsedad). Mayoritariamente, en el periodo en estudio, los llamamientos afectivos médicos por la humanidad de la investigación experimental parecieron imponerse sobre un llamamiento minoritario contrario a la vivisección.

Siguiente punto de atención: la experiencia del paciente

En la actualidad, Boddice, como investigador principal en el Centro para la Historia de las Experiencias de la Academia Finlandesa de la Universidad de Tampere, trabaja en un volumen editado con Bettina Hitzer sobre la experiencia de la medicina y la enfermedad en un contexto histórico mundial, así como en un nuevo proyecto sobre la historia cultural del placebo. «La beca de investigación mundial ha sido una oportunidad increíble que me ha permitido trabajar durante dos años en Montreal y crear una importante red internacional. El programa ha brindado las condiciones ideales para la investigación productiva y el intercambio de conocimientos, por lo que estoy en deuda con la Comisión por su apoyo», concluye Boddice.

Palabras clave

IDEM, historia, medicina, medicina experimental, conocimiento médico, público no experto, investigación médica

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación