Skip to main content

Troy+ stomach stem cells in homeostasis, repair and pathogenesis

Article Category

Article available in the folowing languages:

A la caza de los genes que pueden desactivar el cáncer

Cuando el organismo repara los daños tisulares en el revestimiento del estómago, el proceso puede ser contraproducente y dar lugar a tumores. Comprender qué inicia ese proceso podría allanar el camino para terapias que traten el cáncer gástrico.

Salud

El cáncer de estómago tiene un impacto significativo en la salud pública: es la séptima neoplasia más diagnosticada y la quinta causa más frecuente de muerte por cáncer en Europa. Tres de cada cuatro pacientes con diagnóstico de cáncer de estómago no sobreviven más de cinco años. El proyecto Troy Stem Cells, financiado con fondos europeos, se propuso comprender mejor un tipo celular inusual presente en el estómago que puede pasar de un estado latente a proliferar de forma activa para reparar el daño tisular. «Intentamos arrojar luz para comprender cómo mantienen las células madre del estómago un equilibrio entre la reparación de daños tisulares y la homeostasis», comenta Bon-Kyoung Koo, coordinador del proyecto. «Y también cómo conduce la proliferación de células madre atípicas a la oncogénesis».

Cambio genético

Dado que las células madre Troy+ son capaces de alternar estados de latencia con estados de división activa, ofrecen un modelo para comprender cómo escapan las células cancerosas al control biológico para dividirse continuamente. También se ha descubierto que las células madre Troy+ desempeñan una función en el desarrollo de la metaplasia que expresa el polipéptido espasmolítico (SPEM, por sus siglas en inglés), precursor del cáncer de estómago. Antes de este estudio, no estaba claro cómo cambiaban las células madre Troy+ entre sus dos modos. Sin embargo, Koo y su equipo de la Academia Austriaca de Ciencias consiguieron identificar el cambio molecular responsable. «Hemos descubierto que un regulador conocido del ciclo celular tiene una expresión elevada en las células madre en reposo, pero esta desaparece con rapidez cuando se produce daño tisular, lo que conduce a la proliferación activa», añade. Para estudiar la progresión y el tratamiento de distintos tipos de cáncer de estómago, el equipo y su colaborador, Daniel Stange del Hospital Universitario Carl Gustav Caru de Dresde (Alemania), diseñaron ratones que desarrollaron cánceres gástricos similares. Esto les permitió estudiar los tumores «in vivo» e «in vitro» mediante el uso de organoides derivados de células madre de animales. «Gracias al uso de este modelo, pudimos aprender los requisitos para la progresión del cáncer de estómago y los posibles enfoques terapéuticos para curar el cáncer gástrico», explica Koo.

Financiación europea

El proyecto contó con el apoyo del Consejo Europeo de Investigación (CEI). Koo afirma que su beca fue especialmente útil para establecer colaboraciones sólidas con investigadores de Dresde y Cambridge. «Los fondos del CEI también se han usado para contratar a científicos jóvenes brillantes como investigadores de posdoctorado y asistentes de investigación», señala. «Además, hemos publicado varios artículos que van desde la ciencia básica pura hasta investigación más traslacional. A través de la investigación, el equipo pudo desarrollar más de veinte organoides humanos y de ratones con cáncer para crear modelos de la enfermedad y probar posibles tratamientos. A continuación, el equipo prevé usarlos para seguir investigando los genes y los mecanismos moleculares identificados gracias al proyecto Troy Stem Cells. Se espera que una mejor comprensión de estos procesos conduzca a nuevas opciones terapéuticas en la batalla contra los cánceres gástricos.

Palabras clave

Troy Stem Cells, cáncer, estómago, gástrico, organoides, proliferación, tejido, daño, cambio, células madre Troy+

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación