Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Soluciones tecnológicas innovadoras para empoderar a los pacientes que han sufrido un ictus

Los servicios de atención sanitaria y asistencia social carecen del personal o de los recursos económicos necesarios para ofrecer todos los tratamientos que requieren en su domicilio los pacientes que han sufrido un ictus. Es necesario contar con métodos innovadores para acortar la brecha de la atención en lo que se refiere a la recuperación de pacientes que han sufrido un ictus en Europa.

Salud

Los servicios extrahospitalarios de atención sanitaria y asistencia social (H&SC, por sus siglas en inglés) necesitan ayuda para permitir que los pacientes puedan recuperarse de manera suficiente tras sufrir un ictus. Al trabajar de formas nuevas y rediseñar los sistemas de prestación sanitaria y asistencial con nuevas soluciones y tecnologías innovadoras, podemos replantear nuestro enfoque de la atención y aumentar el bienestar de los pacientes de toda Europa, a la vez que optimizamos la oportunidad para la recuperación tras un ictus.

Transformar la prestación de los servicios de atención sanitaria y asistencia social

La contribución del cuidador informal de un paciente, sus familiares y la red social resultan importantes. Sin embargo, seguimos enfrentándonos al reto de cómo apoyar la función de este tipo de cuidador. Pese a los progresos realizados en el desarrollo de tecnologías para ayudar a los pacientes, no hay ningún sistema en el mercado que mejore la rehabilitación en el hogar. Por otra parte, ninguna de las soluciones existentes está integrada con los servicios de H&SC. En consecuencia, los responsables de la contratación pública no pueden utilizar licitaciones abiertas para poner en práctica tecnologías que solucionen de manera eficaz las carencias del sistema. «Una herramienta que pueda utilizarse de forma segura en el hogar para ayudar a los pacientes a practicar sus capacidades motrices con un coste sostenible representa un valor añadido para los pacientes y el personal clínico en el marco de la atención sanitaria», comenta Rachael McKibbin, jefa de la Iniciativa de Investigación para Pequeñas Empresas de Business Services Organisation, responsable de coordinar el proyecto financiado con fondos europeos MAGIC. MAGIC reconoció la contratación precomercial (CPC) como la opción más viable para alentar al mercado a hacer frente a estas limitaciones mediante el desarrollo de proyectos de vanguardia. Con el fin de apoyar la rehabilitación de los pacientes que han sufrido un ictus, los socios del proyecto utilizaron la CPC para identificar tecnologías y servicios nuevos. Establecieron y ejecutaron un proceso de CPC competitiva para un anuncio de licitación transfronterizo.

Romper las barreras tecnológicas de los pacientes que sobreviven a un ictus

Como parte del proceso de CPC, los proveedores desarrollaron y evaluaron sus tecnologías en Irlanda del Norte e Italia. Una innovación implicó la incorporación de videojuegos de realidad virtual en un sistema de rehabilitación del ictus para mejorar los actuales programas de rehabilitación de los pacientes tras sufrir un ictus. Otra se basaba en la aplicación de un nuevo producto sanitario para la rehabilitación a domicilio de pacientes de ictus usando sensores ponibles y retroalimentación biológica para ejercicios con todo el cuerpo, así como objetos inteligentes para la rehabilitación de las manos y los brazos. La última tecnología era una plataforma inalámbrica basada en aprendizaje automático que estaba diseñada para ser usada en los hogares de los pacientes. Esta aborda las necesidades de rehabilitación específicas al permitir a los terapeutas personalizar las rutinas y ofrecer una supervisión continua y retroalimentación sobre el rendimiento. Este procedimiento genérico llevado a cabo por el equipo de MAGIC constituirá la base de los futuros procesos nacionales de CPC. Las organizaciones públicas de toda la UE se familiarizarán con los procesos y herramientas de CPC, y los utilizarán para adaptarlos a sus propias necesidades. En última instancia, el objetivo es utilizar la CPC para encontrar soluciones a los problemas comunes de la atención sanitaria mediante el desarrollo de tecnologías innovadoras. Los ensayos clínicos realizados demostraron la viabilidad de las soluciones tecnológicas. Se han recibido opiniones positivas tanto por parte de los pacientes como del personal clínico. Gracias a las soluciones tecnológicas propuestas en el marco del proyecto MAGIC, los pacientes podrán recuperarse en sus hogares mediante una amplia variedad de ejercicios y actividades específicamente diseñados para ellos. El personal de H&SC podrá registrar y evaluar los datos de formación de cada paciente para adaptar todavía más la dificultad de la actividad.

Palabras clave

MAGIC, ictus, rehabilitación, paciente de ictus, atención, atención sanitaria y asistencia social, H&SC, contratación precomercial, asistencia sanitaria

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación