Skip to main content

Measures for behaving safely in traffic

Article Category

Article available in the folowing languages:

Las medidas de orientación y formación impulsan la seguridad vial

Investigadores de la Unión Europea (UE) han desarrollado soluciones novedosas que contribuyen al objetivo de la UE de acercarse a las cero víctimas mortales en el transporte por carretera para 2050.

Transporte y movilidad
Seguridad

En lo que respecta a la seguridad vial, las medidas actuales tratan de reducir el impacto de los accidentes o ayudar a los conductores a alejarse de situaciones peligrosas fomentando unas conductas más seguras. Muchas de ellas apelan a una toma de decisiones consciente. Sin embargo, abrirse camino entre el tráfico a menudo se convierte en una tarea habitual. Con la adopción de un enfoque alternativo a las medidas actuales, el proyecto financiado con fondos europeos MeBeSafe tenía por objeto influir en el comportamiento habitual del tráfico. Stefan Ladwig, coordinador del proyecto del Instituto de Ingeniería del Automóvil (ika, por sus siglas en alemán) de la Universidad RWTH de Aquisgrán, explica: «Para reducir las situaciones de riesgo y los “casi-accidentes”, desarrollamos y probamos soluciones para dirigir a conductores y ciclistas hacia un comportamiento más seguro en situaciones de tráfico comunes que conllevan un riesgo elevado, así como nuevos métodos de formación».

Ocho medidas bien evaluadas que mejoran los márgenes de seguridad

El aviso para dirigir la atención de los conductores de MeBeSafe, dirigido por el socio del proyecto TNO, sirve para aumentar la atención de los conductores a los peligros potenciales que se aproximan. «Cuando un coche se acerca a una intersección en la que, por ejemplo, van a cruzar unos ciclistas, un icono con forma de intersección en la visualización frontal indica mediante una marca la dirección en la que es probable que se acerque un ciclista. El color del icono cambiará de verde a naranja y a rojo en función de la criticidad de la situación», destaca Ladwig. En cuanto a la velocidad, el aviso de infraestructuras al conductor del proyecto frena a los conductores en los lugares más propensos a sufrir accidentes. Si se detecta que un conductor va demasiado rápido, se le muestran patrones de luz en los bordes de la carretera. Tal como explica Anna-Lena Köhler, del ika: «En una prueba práctica realizada en el proyecto, esta medida redujo el número de vehículos con exceso de velocidad en un 40 %». Además, un equipo dirigido por Chalmers/SAFER desarrolló el aviso para ciclistas que ayuda a los ciclistas a reducir la velocidad. «Las rayas planas que atraviesan la carretera se acercan más a medida que el ciclista se aproxima, dándole la sensación de que va más rápido, lo que hace que disminuya la velocidad», señala Ladwig. Es fundamental animar a los conductores cansados a que se tomen un descanso. Basándose en un algoritmo existente desarrollado por primera vez por Volvo Cars, el aviso de atención del conductor premia a los conductores somnolientos que aparcan. «La prueba práctica demostró que el 87 % de los conductores se detuvo en 20 minutos», comenta Ladwig. Los sistemas de seguridad, como el control de crucero adaptativo (ACC, por sus siglas en inglés), pueden ayudar a evitar que los conductores se acerquen demasiado a otros coches. Un equipo dirigido por Volvo Cars desarrolló dos diseños destinados a animar a los conductores a utilizar más el ACC. El proyecto también desarrolló una aplicación digital de formación, que informa a los conductores sobre el ACC y lo que hace. Otra medida de formación es la aplicación DriveMate de MeBeSafe, desarrollada por un equipo dirigido por Shell. Esta aplicación recoge datos como la aceleración y facilita comentarios y material de formación. A continuación, propone al conductor que se reúna con un compañero para que le asesore sobre los temas sugeridos.

Hacia las cero víctimas mortales

Ladwig concluye: «En 2030, es más que probable que las medidas de MeBeSafe salven 366 vidas y eliminen 40 000 lesiones. A escala social, esto podría suponer un ahorro de hasta 24,9 millones de euros para 2030». El proyecto seguirá difundiendo las medidas y sus socios están estudiando la forma de continuar el proceso de desarrollo a fin de llevar las medidas desarrolladas a un nivel de preparación tecnológica más alto. Esto incluye realizar actividades de prueba adicionales y un mayor desarrollo de la tecnología, llevar las medidas de las infraestructuras a más lugares y trabajar en pos de conseguir más campos de aplicación para todas las medidas.

Palabras clave

MeBeSafe, conductores, ciclistas, seguridad vial, medidas de orientación y formación

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación