Skip to main content

The dynamics of sea ice variability – role of the oceans

Article Category

Article available in the folowing languages:

El deshielo del Ártico: qué puede decirnos el pasado acerca del futuro

El volumen y la extensión del hielo del mar Ártico se están reduciendo. Algunos modelos indican que el océano Ártico podría quedarse sin hielo estacional en menos de veinte años. El impacto que ello tendrá en los sistemas climáticos, y las consecuencias medioambientales añadidas, nos urgen aún más a pronosticar la evolución de este proceso.

Cambio climático y medio ambiente

El Ártico es una de las zonas más sensibles al calentamiento global en curso y está experimentando una tendencia de calentamiento mayor que ninguna otra región del mundo. La capa de hielo marino del Ártico en verano ha disminuido drásticamente en las últimas décadas. Estos cambios de gran amplitud se han registrado mediante observaciones satelitales. Sin embargo, dado que los registros de los satélites comenzaron a finales de la década de 1970, abarcan un periodo demasiado corto para representar la variabilidad del hielo marino a largo plazo. Como los cambios documentados en el hielo marino se han producido bajo influencia humana, podrían corresponder a un estado transitorio, de no equilibrio. No tenemos prácticamente datos acerca del nivel de la cobertura natural del hielo marino en tiempos preindustriales. Con el proyecto IceDynamO, se pretendía paliar esta carencia de conocimientos. «Es crucial comprender cómo cambió la capa de hielo marino del Ártico a lo largo del tiempo sin las fuerzas inducidas por el hombre, para poder desarrollar predicciones de modelos fiables de cara al futuro», explica Teodóra Pados-Dibattista, que llevó a cabo su investigación con la ayuda de las Acciones Marie Skłodowska-Curie durante su estancia en el Departamento de Geociencia de la Universidad de Aarhus. «Mi objetivo general era reconstruir la variabilidad de las condiciones oceánicas y del hielo marino en la plataforma del noreste de Groenlandia durante el Holoceno, los últimos 11 700 años, aproximadamente. Quería investigar su conexión con la dinámica de la capa de hielo de Groenlandia, la circulación oceánica y el clima global».

Desvelar los secretos del hielo ártico

Pados-Dibattista utilizó un núcleo de sedimento extraído del fondo marino frente al noreste de Groenlandia para desarrollar análisis micropaleontológicos y geoquímicos. Se conservan datos indirectos, características físicas del entorno que pueden ocupar el lugar de las mediciones directas. Con la ayuda de los datos obtenidos, Pados-Dibattista estableció una reconstrucción multivariable de alta resolución para la dinámica y la variabilidad de la corriente de Groenlandia Oriental y la capa de hielo marino situada frente al noreste de Groenlandia, con una resolución en centenas de años a lo largo del Holoceno. En su artículo «Holocene paleoceanography of the Northeast Greenland shelf» explora las técnicas con mayor detalle. «Los resultados de los análisis me permitieron inferir cambios en la productividad de la superficie y la subsuperficie del mar, las temperaturas del agua subsuperficial, las condiciones del hielo marino y el derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia a lo largo de los últimos 9 400 años en la plataforma del noreste de Groenlandia», añade Pados-Dibattista.

Posibles implicaciones

Los resultados indican que la plataforma del noreste de Groenlandia experimentó una serie de cambios paleoclimáticos durante el Holoceno, como muestran los cambios de la corriente de Groenlandia Oriental. «Como nuestros resultados mejoran nuestra capacidad de estimar las respuestas futuras de las masas de agua del Ártico a los cambios ambientales, tienen una gran relevancia para mejorar los modelos climáticos predictivos. Este proyecto me ofreció una oportunidad incomparable para estudiar el registro de los sedimentos marinos en el Holoceno más septentrional y casi completo a lo largo del margen oriental de Groenlandia. Para ello tuve que aprender, desde el primer momento, a diferenciar e identificar casi cien especies diferentes de foraminíferos bentónicos. No fue sencillo, pero sin duda mereció la pena», concluye Pados-Dibattista.

Palabras clave

IceDynamO, Ártico, hielo marino, clima, reconstrucción, plataforma de Groenlandia Oriental, foraminíferos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación