Skip to main content

Improved Methods and Actionable Tools for Enhancing Health Technology Assessment

Article Category

Article available in the folowing languages:

La cooperación transfronteriza es fundamental para promover la evaluación eficaz de las tecnologías sanitarias

Unas nuevas herramientas y métodos para llevar a cabo evaluaciones de las tecnologías sanitarias tienen como objetivo mejorar la toma de decisiones y promover la cooperación entre los Estados miembros. El resultado podría ser una mejor atención al paciente.

Salud

A pesar de que las políticas sociales y sanitarias siguen siendo responsabilidad de los Estados miembros, la colaboración entre países ofrece beneficios; en particular, para la contratación pública de tecnología relacionada con la salud. Por consiguiente, la mejora de la eficacia y eficiencia de la contratación pública de tecnología sanitaria a través del intercambio de datos e información es ahora un objetivo principal de para muchos Estados miembros. El proyecto financiado con fondos europeos IMPACT HTA ayuda a facilitar dicha colaboración. «Hoy en día hay datos disponibles de una gran variedad de fuentes sobre los costes y los resultados de nuevas tecnologías», comenta Panos Kanavos, catedrático de Política Sanitaria Internacional en la Escuela de Economía de Londres y coordinador del proyecto IMPACT HTA. «El objetivo de este proyecto es crear un entorno en el que todos los Estados miembros puedan acceder fácilmente a esta información cuando llevan a cabo evaluaciones de tecnologías sanitarias». Las evaluaciones de tecnologías sanitarias (ETS o HTA, por sus siglas en inglés) son un método sistemático que se utiliza para evaluar las propiedades, los efectos y las consecuencias de las tecnologías sanitarias. Los Estados miembros utilizan las ETS para tomar decisiones fundamentadas sobre si contratar o certificar una nueva tecnología sanitaria.

Métodos y herramientas innovadores

El proyecto ha desarrollado numerosas metodologías y herramientas innovadoras que ayudan en la toma de decisiones, mejoran la asignación de recursos y facilitan la colaboración entre los Estados miembros, los organismos de ETS, los profesionales sanitarios y otras partes interesadas. Tomemos, por ejemplo, una herramienta de evaluación económica que combina y utiliza datos de ensayos clínicos aleatorizados y observacionales. «Esta herramienta permite que el personal de ETS lleve a cabo evaluaciones rentables y rápidas empleando datos locales disponibles de forma gratuita —señala Kanavos—. Los datos pueden modificarse fácilmente según las necesidades locales, lo cual permite compartir modelos entre organismos y valoraciones en un determinado ámbito terapéutico». El proyecto también creó una metodología de costes y una base de datos sobre costes unitarios en atención médica y asistencia social. «Esta base de datos, la primera de este tipo en Europa, puede utilizarse para contribuir a evaluaciones económicas sanitarias mediante la transferencia de análisis y modelos económicos entre países —añade Kanavos—. Ahorra tiempo a los investigadores a la hora de buscar costes, permite comparaciones entre países y proporciona una comprensión profunda de las variaciones transfronterizas de los costes». Los investigadores incluso han desarrollado herramientas específicas para hospitales. «El rendimiento hospitalario es polifacético y hay muchos factores contextuales que repercuten en la adopción de tecnologías sanitarias», señala. Con esto en mente, el proyecto desarrolló dos juegos de herramientas para el entorno hospitalario. El primero evalúa el rendimiento general del hospital, mientras que el segundo proporciona un método para evaluar la forma en que los factores contextuales repercuten en la aplicación de la tecnología. Kanavos puntualiza: «Estas herramientas están respaldadas por un modelo de toma de decisiones que identifica las tecnologías con la misma seguridad y eficacia, pero que están sujetas a variaciones clínicas. Al evaluar distintas intervenciones posibles, estas herramientas ayudan a mejorar el rendimiento y la calidad de la atención al paciente».

Mejora de la atención al paciente

A pesar de que se sigue trabajando, las herramientas y métodos de IMPACT HTA ya están siendo utilizadas por organismos de ETS, desarrolladores de orientaciones, grupos académicos y la industria sanitaria. «Nuestros métodos validados para recoger, analizar e integrar datos no solo ayudan a mejorar la asignación de recursos entre los Estados miembros, sino algo más importante: garantizan que los pacientes reciban la mejor atención posible», concluye Kanavos.

Palabras clave

IMPACT HTA, evaluación de las tecnologías sanitarias, Estados miembros, atención al paciente, política sanitaria, tecnología sanitaria, contratación pública, datos, atención sanitaria, hospitales

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación