Skip to main content
European Commission logo print header

Social Observatory for Disinformation and Social Media Analysis

Article Category

Article available in the following languages:

Luchar contra la desinformación en las redes sociales

Si bien brindan la posibilidad de compartir información rápidamente a nivel mundial como nunca antes, las redes sociales también dañan la confianza mediante la difusión de información errónea. Para contrarrestar esta situación, SOMA creó una comunidad encargada de restaurar esa confianza, con acceso a herramientas especializadas para hacer dicho trabajo.

Sociedad icon Sociedad

El espectacular crecimiento de las redes sociales a nivel mundial durante la última década ha provocado una explosión de información engañosa, inexacta o incluso falsa. Su velocidad de propagación, junto con la producción y difusión de contenido de acceso abierto de las redes sociales, aumenta el daño potencial. Distintos estudios han demostrado que la propagación de la desinformación es más rápida y tiene mayor alcance que la información precisa. El daño que causa la desinformación incluye desde la difamación personal o de marcas hasta la interferencia política, por ejemplo en las elecciones, lo cual amenaza la democracia. La repercusión general es la erosión de la confianza en las sociedades. El proyecto SOMA, financiado con fondos europeos, se propuso sensibilizar a las principales partes interesadas sobre las tendencias y los temas de interés de las redes sociales, al tiempo que proporciona herramientas para abordar la desinformación. «SOMA formó una comunidad de más de cien organizaciones de más de veinte países que permiten la colaboración efectiva entre quienes luchan contra la desinformación», explica el coordinador del proyecto Nikos Sarris del Centro de Tecnología de Atenas (ATC). «También estableció tres centros de excelencia en Dinamarca, Grecia e Italia».

Se necesita una comunidad

Para compartir los conocimientos sobre las repercusiones de la desinformación en las opiniones, la cultura, las políticas y los beneficios, la comunidad de organizaciones de SOMA se reunió en el marco del Observatorio Social para el Análisis de la Información y los Medios de Comunicación Sociales. Esto permitió tener un entorno de trabajo común a través de una plataforma de verificación colaborativa. Una parte fundamental del trabajo de la comunidad fue realizar investigaciones sobre casos de desinformación, que implicaron la verificación de datos por parte de los socios del proyecto. Durante el proyecto se completaron unas cincuenta investigaciones, todas están a disposición del público. Una de las investigaciones más recientes analizó específicamente la información dudosa que circula en línea sobre la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca. La investigación descubrió que, a pesar de que algunos gobiernos europeos revocaron su suspensión temporal por motivos de seguridad, «muchos medios de comunicación siguieron utilizando tonos alarmistas y sensacionalistas para cubrir el tema, allanando el camino para los engaños y la desinformación». Esta tendencia se identificó a pesar de que la vacuna fue aprobada tanto por la Agencia Europea de Medicamentos como por la Organización Mundial de la Salud. La plataforma de verificación colaborativa, basada en Truly Media, desarrollada por ATC y Deutsche Welle, también está vinculada a otras herramientas de verificación como TruthNest. Los usuarios pueden acercarse fácilmente a fuentes como el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y Eurostat para solicitar las posiciones oficiales sobre temas específicos. SOMA también investigó las metodologías existentes para evaluar las fuentes de noticias, e identificó doce indicadores para crear el Índice de transparencia de SOMA. Estos indicadores se agruparon en seis dimensiones relacionadas con la transparencia y la confiabilidad de los medios de comunicación: titular, autor, fuentes, contenidos, redacción y publicidad. Para aumentar la concienciación, el equipo organizó eventos de alfabetización e información mediática, a los que asistieron 3 700 personas en total. Con el fin de contribuir a las políticas, se publicó un libro blanco que incluyó recomendaciones para aumentar el intercambio de contenido fiable y un resumen de las obligaciones que deben cumplir las principales plataformas.

Ampliación con el Observatorio Europeo de Medios Digitales

Los 110 usuarios de la plataforma SOMA incluyen investigadores y verificadores de hechos junto con miembros de los gobiernos y medios de comunicación. «Si bien las investigaciones y las herramientas son importantes, nuestro mayor éxito fue la propia comunidad europea en su totalidad, que colaboró al utilizar nuestras herramientas para recuperar la confianza de la sociedad actuando como un centro de información fiable», agrega Sarris. La mayoría de los socios de SOMA ahora forman parte de la iniciativa de la UE, el www.edmo.eu (Observatorio Europeo de Medios Digitales) que, con más recursos, se está ampliando gracias a la introducción de centros nacionales para formar una red paneuropea.

Palabras clave

SOMA, falso, desinformación, redes sociales, confianza, verificación, verificación de datos, COVID-19, AstraZeneca, vacuna, noticias

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación