Skip to main content

personalised Diabetes Management using lOw-cost Needle-free multiple-biomarkers monitoring Device

Article Category

Article available in the folowing languages:

Control de la diabetes sin agujas

El control continuo de la glucemia es el método de referencia para gestionar la diabetes. Se espera que un sensor subcutáneo logre que las punciones en el dedo y los parches visibles queden en el pasado.

Salud

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 420 millones de personas padecen diabetes en todo el mundo, y casi 370 millones corren el riesgo de desarrollar una diabetes de tipo 2. Cada año, el gasto mundial relativo a la asistencia sanitaria de dicha enfermedad representa unos 760 000 millones de dólares estadounidenses. Para reducir los costes sanitarios y minimizar las comorbilidades asociadas, la gestión de la diabetes depende en gran medida de la medición continua de los niveles de glucosa en sangre o glucemia. A lo largo de los años, se han desarrollado numerosos métodos y dispositivos, pero tienen un cumplimiento terapéutico reducido, son caros o presentan una variabilidad importante.

Un sensor subcutáneo para la gestión de la diabetes

El proyecto DiaMOND, financiado con fondos europeos, ha desarrollado la próxima generación de glucómetros que ofrecen una medición constante de la glucemia y aportan información sobre la evolución de este parámetro. «Hemos desarrollado el primer sistema de control continuo de múltiples metabolitos (CMM, por sus siglas en inglés) para personas diabéticas a fin de obtener información precisa sobre su glucemia y otras concentraciones de metabolitos clave en un momento determinado», explica Danaë Delbeke, coordinadora del proyecto y directora general de Indigo Diabetes. El sensor DiaMOND está compuesto por un pequeño espectrómetro en un chip que utiliza tecnología nanofotónica para determinar de manera fiable la concentración de cetonas y lactato, además de la glucemia. Al incorporar información sobre el metabolismo lipídico y la actividad física, el sensor tiene como objetivo predecir los episodios hipoglucémicos e hiperglucémicos inminentes. La superioridad técnica del sensor DiaMOND radica en su haz de luz, ya que no solo atraviesa la piel o los tejidos, sino que también induce la dispersión de la luz en ellos. El sensor mide la glucosa del líquido intersticial, la misma matriz empleada en otros dispositivos comerciales de éxito. Dicho sensor debería durar hasta dos años, y se conecta de forma inalámbrica a dispositivos móviles, lo cual permite compartir los datos del paciente con los cuidadores y los miembros de la familia. Cabe destacar que la tecnología empleada garantizará un precio muy competitivo. Cuando se validó el sensor en un modelo porcino, los resultados demostraron la gran precisión de las mediciones glucémicas y una correlación notable entre las mediciones de cetonas y lactato y las mediciones sanguíneas de referencia. El estudio clínico en humanos GLOW sobre el sensor CMM, que finalizó recientemente, se registró en el sitio web ClinicalTrials.gov con el código de identificación NCT04782934. En el Hospital Universitario de Amberes (Bélgica), se llevó a cabo un estudio inicial de viabilidad unicéntrico y prospectivo diseñado para evaluar la seguridad del sensor y su integración a corto plazo en los tejidos. También se recopilaron datos de los siete participantes del estudio y se utilizaron para desarrollar el dispositivo a fin de permitir una medición continua en tiempo real de las concentraciones de metabolitos clave en adultos diabéticos. Los resultados del estudio GLOW se están analizando y pronto se presentarán con vistas a su publicación.

El primer sensor subcutáneo de múltiples metabolitos comercializado

El principal objetivo del proyecto DiaMOND era fomentar la adopción de sistemas de control continuo de la glucemia al superar los límites de los dispositivos existentes. El equipo generó una solución revolucionaria para el control continuo de múltiples metabolitos que no es visible en el cuerpo del paciente y requiere una intervención mínima por su parte. Dicho dispositivo combina la metabolómica y los tratamientos digitales y se presenta en forma de un monitor continuo implantable. «Que sepamos, se trata del primer sensor subcutáneo de múltiples metabolitos, y su aplicación puede extenderse más allá de la diabetes para controlar otras enfermedades, como las afecciones asociadas a la autoinmunidad», subraya Delbeke. Los planes inmediatos del proyecto incluyen la finalización del estudio en humanos a fin de seguir con la industrialización del producto. El equipo también recibió fondos suplementarios para apoyar el desarrollo en curso del sensor de múltiples metabolitos. Además, los socios están preparando la estrategia para lograr una rápida comercialización del sensor. Obtener datos reales permitirá seguir reforzando la seguridad, la robustez y la fiabilidad del sensor. Aviso legal: Este producto no ha sido aprobado por la FDA ni dispone de marcado CE. Se encuentra en investigación clínica. Producto no disponible en el mercado ni a la venta.

Palabras clave

DiaMOND, diabetes, sensor de múltiples metabolitos, glucemia, cetona, lactato, subcutáneo

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación