CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS

100% Bacteria free eggs for use in production of human and animal vaccines

Article Category

Article available in the following languages:

Los huevos no contaminados impulsan la producción de vacunas

La producción de huevos sin bacterias —dentro y fuera de la cáscara— mejorará el desarrollo de vacunas y brindará a nuestros sistemas sanitarios mayor resiliencia en el caso de que haya otra pandemia.

Salud icon Salud

Cada año, se utilizan más de mil millones de huevos de gallina fertilizados para la fabricación de vacunas. Se espera que la demanda crezca durante los próximos años, en parte debido al aumento de la prevalencia de enfermedades infecciosas y a la amenaza de pandemias como la de la COVID-19. «La fabricación de vacunas en huevos es el método más habitual», explica Catherine Caulfield, coordinadora del proyecto OvaVAx y directora general de Ovagen en Irlanda. «Por ejemplo, hasta el 82 % de la producción de vacunas de gripe se realiza en huevos. Los embriones de los huevos fertilizados se utilizan como medio de cultivo para el crecimiento vírico», añade la coordinadora. «Una de las cuestiones claves es que los huevos exentos de gérmenes patógenos específicos (SPF, por sus siglas en inglés) —los huevos de mejor calidad actualmente disponibles— no siempre carecen de bacterias o virus. Las bacterias están inevitablemente presentes en la superficie de todos los huevos SPF y pueden penetrar en el huevo en distintas proporciones». Estos problemas de contaminación pueden provocar interrupciones en la producción, ineficacias en la cadena de suministro y unos costes mayores.

Innovación basada en huevos

El proyecto OvaVAx se propuso abordar este reto desarrollando y aplicando una tecnología patentada por la que se obtienen huevos sin gérmenes. Su equipo se basó en el trabajo previo de investigación y desarrollo realizado por Ovagen durante varios años y buscó demostrar la viabilidad industrial de la innovación de la empresa. «Nuestra estrategia no es sustituir las tecnologías celulares y recombinantes», señala Caulfield. «En vez de eso, queremos brindar al mercado una valiosa tercera opción que es barata, fácil de ampliar y capaz de producir múltiples vacunas». Durante el proyecto OvaVAx, se consiguieron plantas y equipos especializados y a medida, se contrató y formó a un equipo de personal cualificado y se pusieron en marcha meticulosos sistemas microbiológicos y de esterilización. «A continuación aplicamos nuestra tecnología innovadora y revolucionaria», prosigue Caulfield. «Conseguimos huevos sin gérmenes listos para la producción y el desarrollo de vacunas y pudimos presentar nuestro producto en el Congreso Mundial de Vacunas celebrado en Barcelona en 2021».

Desarrollo mejorado de vacunas

La eliminación del problema inherente de la contaminación a través de los huevos será inmensamente beneficiosa para los fabricantes de vacunas, así como para las empresas biofarmacéuticas y biotecnológicas. Los costes de producción reducidos y el mayor rendimiento vírico también permitirán a los proveedores de servicios sanitarios lograr uno ahorro importante en costes e impulsar los programas de vacunación. En última instancia, una cadena de producción del desarrollo de vacunas más resiliente conducirá a unas poblaciones mejor protegidas. «Los huevos sin gérmenes pueden utilizarse para la producción de vacunas tradicionales y de vanguardia», agrega Caulfield. «Esto ayudará a Europa a abordar cualquier dependencia y vulnerabilidad en la cadena de suministro y a recuperar la autonomía estratégica de su suministro de fármacos». Los próximos pasos incluyen pruebas de evaluación y validación con varios productores de vacunas a nivel mundial. El objetivo será evaluar el rendimiento vírico de virus relevantes en huevos sin gérmenes. Además, ya se está preparando un plan de comercialización y ampliación para la producción de huevos sin gérmenes. «Esperamos que este proyecto revolucione la fabricación futura de las vacunas en huevos para proteger mejor la salud de nuestras poblaciones y permitir una respuesta rápida a cualquier pandemia mundial», concluye Caulfield. «Nunca ha sido tan necesario transformar la manera en que se producen las vacunas para garantizar la seguridad de su suministro y mejorar la cobertura vacunal mundial».

Palabras clave

OvaVAx, huevos, vacuna, sistema sanitario, gripe, bacteria, microbiológico, biofarmacéutico

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación