Skip to main content

Development and demonstration of an automated, modular and environmentally friendly multi-functional platform for open sea farm installations of the Blue Growth Industry

Article Category

Article available in the folowing languages:

Energías renovables para una piscicultura en mar abierto innovadora

Para la industria pesquera, satisfacer la creciente demanda mundial de proteínas de forma sostenible constituye un reto enorme. ¿Podría la solución encontrarse en unas plataformas flotantes de acuicultura en alta mar capaces de generar su propia energía renovable?

Alimentos y recursos naturales

En los últimos años se han realizado avances impresionantes en el ámbito de la acuicultura. Sin embargo, la expansión de la piscicultura marina en aguas costeras puede resultar complicado. «Hay un número limitado de emplazamientos adecuados, sin olvidar las preocupaciones imperantes por la contaminación y la sostenibilidad», señala el coordinador del proyecto The Blue Growth Farm (BGF), Fabrizio Lagasco, de RINA Consulting (Italia). «Además, en muchos casos también existen obstáculos normativos y la oposición de la comunidad local».

Plataforma multifuncional en alta mar

El equipo del proyecto BGF, financiado con fondos europeos, se propuso superar esas limitaciones. Para ello, diseñaron una plataforma multifuncional de acuicultura en alta mar que combina la producción pesquera automatizada moderna con la generación de energía renovable a partir del viento, las olas y la luz solar. «A lo largo de los años, se han propuesto diversos diseños de sistemas de piscicultura en mar abierto. Sin embargo, hasta el momento, no se ha generalizado el uso de ninguno de ellos porque eran incapaces de soportar las exigentes condiciones en alta mar y la tecnología todavía no estaba demostrada y era desconocida, sin olvidar el coste», afirma Lagasco. Todas estas preocupaciones se tuvieron en cuenta durante BGF. Para comenzar, se desarrollaron modelos a escala de plataforma, que se probaron en tanques de olas y, después, en el mar para evaluar su eficiencia y estabilidad. Además, se valoró el impacto de las energías renovables sobre la producción acuícola llevando a cabo una pequeña prueba experimental con peces. A continuación, el equipo se dedicó a integrar plenamente estos sistemas de energías renovables, incluida una turbina eólica de 10 MW, en el diseño final de la plataforma de piscicultura en alta mar. Toda la energía producida se utiliza para alimentar el equipo, así como para recargar embarcaciones de mantenimiento alimentadas mediante baterías híbridas. El excedente se puede trasferir a la red terrestre mediante un cable subacuático.

Demostración de navegabilidad

El prototipo a escala de plataforma se transportó por el mar en un barco con grúa flotante antes de su colocación y amarre en el mar. La innovación a escala real ha demostrado soportar olas de hasta seis metros de altura y ofrecer unas condiciones de agua más tranquilas a los peces en las piscinas de acuicultura interiores. El sistema incluso puede accionarse a distancia desde tierra, algo ideal cuando el estado del mar no permite acceder a la plataforma. «El diseño de plataforma a escala completa y la integración de las diferentes tecnologías han sido todo un éxito. Logramos identificar asimismo las necesidades de formación específicas asociadas a las operaciones de BGF, así como las actividades esenciales de mantenimiento necesarias», añade Lagasco. El equipo del proyecto también valoró la aceptación social de este tipo de plataformas multiuso. Durante los seminarios con las comunidades locales se obtuvo valiosa información sobre los factores que influyen en la percepción pública de las infraestructuras en alta mar. Se observó, entre otras cosas, algo fundamental: la comunidad valora como importantes ventajas la creación de nuevos puestos de trabajo y la producción de energía renovable.

Alcanzar la sostenibilidad marina

Los resultados positivos de BGF deberían permitir al equipo del proyecto avanzar hacia el desarrollo a escala completa y la comercialización, siempre que atraiga inversores. Lagasco señala que la infraestructura de BGF también podría servir para el control del tráfico marino y para vigilar los recursos oceánicos. Otra característica que podría permitir reducir los costes es que la plataforma dispone de sensores y capacidades de aprendizaje automático para avisar a los operarios sobre las necesidades de mantenimiento. «Nuestra visión industrial se centra en la capacidad de esta infraestructura de garantizar una producción pesquera anual rentable de un modo seguro, tanto para las personas como para el medio ambiente, al tiempo que se minimiza la ocupación marina. Maximizar la producción y uso de electricidad sobre el terreno también garantiza un producto con un balance energético cero», explica Lagasco. La explotación sostenible de los recursos en mar abierto podría ser el legado perdurable del proyecto. Además, respaldando a Europa en su acuciante necesidad tanto de independencia energética como de sostenibilidad medioambiental, el proyecto BGF puede impulsar la acuicultura europea y contribuir a la consecución de los objetivos de neutralidad climática de la Unión Europea.

Palabras clave

The Blue Growth Farm, pesca sostenible, acuicultura, renovable, energía, marino, costero

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación