Skip to main content

IDENTIFICATION OF IRRADIATED FOOD

Article Category

Article available in the folowing languages:

Evaluación científica de alimentos irradiados

La irradiación es una forma muy eficaz de destruir contaminantes bacteriológicos y de alargar la duración de los productos alimentarios. Se utilizan rayos gamma o rayos X de alta energía para bombardear la carne, por ejemplo, para matar bacterias peligrosas. Aun así, la irradiación no goza en la actualidad de mucha confianza por parte del consumidor.

Salud

Existe mucha controversia sobre los alimentos irradiados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado los alimentos irradiados seguros para el consumo, mientras otros creen que hay evidencias que sugieren otra cosa. Sin embargo, aunque este proceso puede ofrecer algunas ventajas, los consumidores siguen siendo cautos ante los productos irradiados. En un esfuerzo por aliviar las preocupaciones del consumidor, se están debatiendo propuestas legislativas comunitarias que buscan garantizar métodos fiables para evaluar las sustancias alimentarias irradiadas. La irradiación cambia las estructuras químicas pero no produce cambios nucleónicos, y por consiguiente los alimentos ionizados no se vuelven radiactivos en el proceso. Unos 50 laboratorios en toda la UE se dedican a la evaluación de métodos basados en el ácido desoxirribonucleico (ADN) junto con métodos microbianos, biológicos, químicos y físicos para testar alimentos irradiados. Estas pruebas también investigan factores como toxicidad potencial, valor nutritivo y la probabilidad de recontaminación después de la irradiación. Hay varios métodos que se han diseñado y se han probado, incluyéndose pruebas de ADN para el examen de muestras de grandes cantidades de especias, hierbas y pollería. Se han desarrollado un método basado en la resonancia del spin del electrón para la carne, huesos de pescado y celulosa alimentaria, aplicable también a los frutos secos, y un método adicional basado en la cromatografía en fase gaseosa para los alimentos que contienen lípidos. En los casos citados, todos los métodos han conducido a la formulación de protocolos para la identificación de comestibles irradiados que han sido adoptados por el Comité Europeo de Normalización. Estas pruebas deberán recorrer un largo camino para ganar la confianza del consumidor en la ausencia de efectos peligrosos en los alimentos irradiados.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación