Skip to main content

The diagnostic validity of dental radiography techniques for identifying osteoporotic patients (OSTEODENT)

Article Category

Article available in the folowing languages:

Detectar la osteoporosis a través de radiografías dentales

La osteoporosis es una enfermedad que puede pasar inadvertida durante décadas. Investigadores del proyecto europeo OSTEODENT han investigado el uso de radiografías dentales para diagnosticar el comienzo de la enfermedad.

Salud

La reducción progresiva de la densidad mineral ósea (DMO) u osteoporosis es un proceso silencioso que a menudo sólo es evidente al fracturarse la cadera, la muñeca o la columna vertebral. El paciente se enfrenta entonces a un largo período de rehabilitación en el que se pierde mucho tiempo de trabajo o durante el cual puede sufrir una grave merma de su calidad de vida. Una detección precoz del comienzo de la osteoporosis significaría que el paciente podría recibir un tratamiento farmacéutico adecuado o realizar los cambios convenientes en su estilo de vida. Investigadores de la Universidad de Manchester, como parte del proyecto OSTEODENT, desarrollaron un software para analizar radiografías dentales de la mandíbula inferior. En Europa los dentistas hacen varios millones de estas radiografías dentales panorámicas cada año. En el proyecto se seleccionó a 650 mujeres perimenopáusicas y se identificó a las que tenían osteoporosis, densidad mineral ósea normal e inferior a lo normal mediante absorciometría de rayos X de energía dual (DXA) en la cadera y la columna. Las estimaciones rutinarias manuales del ancho cortical que realizan los dentistas a partir de las radiografías muestran variabilidad entre los operadores y a nivel interno. Además, requieren mucho tiempo. El objetivo del proyecto era desarrollar software informático con el que analizar las radiografías de forma automática y, así, minimizar el error de reproducibilidad y maximizar la precisión del diagnóstico de la osteoporosis. Los científicos formaron un modelo de la forma activa (Active Shape Model) de la corteza usando radiografías de otro gran corpus de datos. A continuación, el software midió automáticamente el ancho cortical entre dos puntos de la mandíbula inferior. Se observó una correlación muy relevante entre el ancho cortical y la DMO. Asimismo, mediante un análisis de las características del operador receptor (ROC), se demostró la utilidad clínica de los resultados, con valores adecuados en cuanto a sensibilidad y especificidad. Las ventajas son que el uso del software implica muy poca interacción o ninguna y que su validez de diagnóstico es elevada. Tiene dos aplicaciones. La más obvia es el diagnóstico avanzado y preciso de la osteoporosis mediante una visita bastante rutinaria al dentista. Sin embargo, la evaluación de la densidad ósea mandibular puede tener un uso comercial por lo que concierne a la planificación de implantes dentales. Gracias a este programa de análisis de radiografías, se puede determinar si es aconsejable que el paciente se someta o no a procedimientos de implantes dentales. Imagen: medición automática del ancho cortical en una radiografía

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación