Skip to main content

DNA replication and biotechnological applications

Article Category

Article available in the folowing languages:

La inhibición del cáncer como objetivo

Resulta curioso que la división celular y la replicación del ADN se encuentren en el centro de un crecimiento y una reparación exitosos, y a la vez en enfermedades proliferativas como el cáncer. Científicos europeos han investigado la acción de inhibidores en algunas de las enzimas básicas que controlan la replicación del ADN en las células.

Salud

El proyecto REPBIOTECH, financiado con fondos comunitarios, organizó una iniciativa de investigación exhaustiva del proceso clave de la replicación del ADN. Laboratorios de cinco países europeos coordinaron el esfuerzo de desenmarañar los secretos moleculares de este proceso que forma la base de una gran variedad de enfermedades. Científicos del Consejo Nacional de Investigación de Lombardía (Italia) se centraron en inhibidores naturales de las polimerasas, que son las enzimas responsables del control de los numerosos procesos que actúan en la replicación. Entre éstos están el mantenimiento de regiones de extremos cromosómicos, telomeros, y la cohesión de cadenas hermanas de ADN. Un inhibidor potencial que ya se ha abierto un hueco en el mercado de los complementos naturales es el resveratrol. Se trata de un potente antioxidante que se encuentra en la uva, el vino tinto, los cacahuetes y otras plantas. Se ha afirmado que puede actuar contra enfermedades inflamatorias, la aterosclerosis y el cáncer. Los investigadores descubrieron que el resveratrol tiene regiones específicas en la molécula que pueden inhibir de manera selectiva la acción de dos de las cuatro familias. Asimismo, se impulsó el potencial de investigación de los derivados del resveratrol. Se observó que uno en particular tiene la misma eficacia que la afidicolina, un inhibidor de la replicación que es particularmente eficaz. Otra parte de su investigación se centró en un pariente cercano de la polimerasa 1, la TDT o desoxinucleotidil transferasa terminal. Hasta en un máximo del 90% de determinados tipos de leucemia se observa una actividad elevada de TDT. El equipo investigó la acción de tres inhibidores de la acción de la TDT, todos ácidos diketo hexenoicos (DKHA). Investigaron su efecto en dos tipos de célula cancerígena: la célula HeLA del cáncer cervical y las células TDT+ en casos de leucemia. Resulta interesante que uno de los análogos de DKHA no tuvo ningún efecto en las células HeLa, pero mostró una acción citotóxica en las células de leucemia, lo que es indicativo de un carácter específico muy fuerte. La selectiva naturaleza inhibitoria de estos compuestos los convierte en candidatos prometedores como agentes anticancerígenos. Estos inhibidores moleculares que actúan en la misma raíz del desarrollo tumoral ya han despertado cierto interés comercial, a la espera de que se realicen más ensayos.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación