European Commission logo
español español
CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS
Contenido archivado el 2024-05-27

Artificial Mouse

Article Category

Article available in the following languages:

Gestión y uso de la información sensorial y motriz

La realización del proyecto AMOUSE dio pie a una estimulante interacción entre los ingenieros encargados del diseño de un robot inteligente y los neurocientíficos, que se planteaban cómo se planifican y llevan a cabo los movimientos.

Economía digital icon Economía digital

El cerebro procesa e interpreta toda la información que recibimos a través de los cinco sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto) y genera una representación interna del mundo que nos rodea. Por otra parte, los propioceptores informan de la posición de las distintas partes del cuerpo y dictan sus movimientos. Con el fin de comprender mejor cómo se organizan e integran todos estos estímulos, el equipo del proyecto AMOUSE se propuso desarrollar un modelo computacional que recogiese los resultados de todos los estudios neurofisiológicos. Este modelo se basó en estrategias sencillas y bien planteadas de integración de información proveniente de distintas modalidades sensoriales y se empleó para estudiar el grado de intervención de la percepción motriz en la planificación de los movimientos. Para realizar los experimentos llevados a cabo en los laboratorios de la Universidad de Osnabrück (Alemania) se empleó el robot autónomo desarrollado en el marco del proyecto AMOUSE y una réplica aproximada de éste simulada por ordenador. El modelo neural se utilizó para controlar el robot durante su aprendizaje motriz, que tuvo lugar en el interior de un laberinto. Se obtuvieron pruebas directas de los cambios en la planificación de los movimientos estudiando las trayectorias descritas por el robot. Las vacilaciones del robot a la hora de avanzar en línea recta o girar a izquierda y derecha fueron disminuyendo a medida que se iba acumulando la información registrada por sus sensores de luz y de tacto. No obstante, la interpretación de la información motriz se consideró una parte integral del proceso de optimización de toma de decisiones ante limitaciones racionales. Los socios del proyecto AMOUSE sugirieron que las neuronas sensoriales codifican la información esencial pero no intervienen en el proceso de toma de decisiones ni en la ejecución de las mismas. Por otro lado, es posible que la parte del sistema nervioso periférico que interviene en el control del movimiento sea la que determine si es necesario recurrir a la toma de decisiones de alto nivel con arreglo a una evaluación de la complejidad de las tareas. Esta novedosa reformulación de los principios del procesamiento de la información ya se ha aplicado al desarrollo de sistemas flexibles y adaptativos para el robot AMOUSE.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación