Skip to main content

Impact of Citizen Participation on Decision-Making in a Knowledge Intensive Policy Field

Article Category

Article available in the folowing languages:

Evaluación participativa de tecnologías

Un equipo de la Unión Europea comparó un estudio de evaluación de la tecnología por parte de la sociedad en diferentes partes de Europa, Canadá y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La sociedad suele implicarse poco, siendo los expertos y los funcionarios públicos quienes llevan a cabo la mayor parte de la evaluación.

Sociedad

Muchas personas consideran que la ciencia puede generar tecnologías que podrían resultar perjudiciales y que estos avances no se analizan con suficiente profundidad. Durante las dos últimas décadas, muchos países han asistido a la introducción de la evolución participativa de tecnologías (EPT), que ha supuesto que sean ciudadanos legos quienes debatan de forma democrática en torno a estas tecnologías. El proyecto CIT-PART (Impact of citizen participation on decision-making in a knowledge intensive policy field), financiado por la Unión Europea, estudió la EPT y la evaluación de tecnologías (ET) a cargo de expertos. En este proyecto participaron ocho países europeos y la Comisión Europea, además de Canadá y la OCDE. En las investigaciones llevadas a cabo se abordó el grado de uso de la EPT y la ET, la repercusión de estas sobre la actividad legislativa y el modo en el que la EPT puede elevar la participación ciudadana en el marco de los procesos de toma de decisiones. La labor del equipo del proyecto se centró en la cuestión del xenotrasplante como ejemplo representativo de la compleja combinación de riesgos, ventajas y desafíos éticos en torno a muchas de las nuevas tecnologías. El xenotrasplante es la técnica consistente en la obtención de células, tejidos y órganos de animales para su uso en seres humanos. El estudio constó de tres fases. La primera fase incluyó el análisis de la teoría democrática para ilustrar la participación, la descripción y la clasificación de las políticas y los procedimientos referidos a los xenotrasplantes. En las otras dos fases se recopilaron casos reales de algunos países y organizaciones, seguidos por un análisis comparativo. En los primeros años del siglo XXI existían en Europa varias políticas sobre xenotrasplante. Los investigadores constataron que la ET realizada por expertos era la opción dominante en el asesoramiento sobre las políticas de xenotrasplante, mientras que eran minoría los gobiernos que recurrían a la inclusión de la EPT. En contados casos, la comunidad universitaria inició actividades de EPT, si bien la participación de la sociedad no tuvo ninguna repercusión en las políticas sobre xenotrasplante. En la mayoría de los casos, los expertos y los funcionarios públicos fueron los colectivos que participaron principalmente en la elaboración de las políticas. En casi todos los países, los políticos desempeñaron un papel muy discreto. A pesar de la mención recurrente a la importancia de los aspectos éticos, en la mayoría de los casos los especialistas en ética tuvieron también un papel muy poco destacado. Las agencias de protección de los animales encontraron especiales dificultades para participar en los debates. En algunos casos, la participación de la sociedad fue prácticamente nula, aparte de la labor de divulgación de la información. En cambio, los sectores científico e industrial realizaron una aportación determinante al desarrollo de políticas. Los debates se enmarcaron por lo general en el contexto de la escasez de órganos y la competitividad de las naciones, y no tanto en el contexto de las cuestiones éticas y el bienestar de los animales. Los resultados del estudio pueden ayudar a orientar y moldear la cuestión de la participación de la sociedad en la ciencia y la tecnología.

Palabras clave

Evaluación participativa de tecnologías, CIT-PART, participación ciudadana, desarrollo de políticas, xenotrasplante

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación