Skip to main content

Green Awareness in Action

Article Category

Article available in the folowing languages:

Apoyo a las escuelas europeas para favorecer la concienciación sobre la sostenibilidad y la eficiencia energética

La concienciación de los jóvenes y la modificación de sus conductas y hábitos en relación con el uso de energía son clave para lograr una disminución sostenida del uso de energía y, en último término, una reducción del consumo en las escuelas. Para lograrlo, una iniciativa de la Unión Europea creó un ecosistema TIC innovador para unas escuelas más ecológicas.

Economía digital
Cambio climático y medio ambiente
Energía

El proyecto GAIA, financiado con fondos europeos, se orientó hacia la comunidad educativa, esto es, profesores, estudiantes y padres en diversas etapas, desde la educación primaria y secundaria hasta la formación universitaria. Además de estos usuarios, el proyecto también tuvo en cuenta sus centros escolares en toda Europa. El doctor Georgios Mylonas, coordinador del proyecto, comenta: «El cambio climático y la necesidad de que Europa responda a los retos que impone esta realidad motivaron la puesta en marcha del proyecto. Queremos inspirar a los estudiantes, profesores y padres para que modifiquen positivamente su comportamiento en lo que respecta a la eficiencia energética».

Enfoque en la eficiencia energética a través de las comunidades educativas

El equipo de GAIA construyó e instaló una infraestructura de internet de las cosas (IdC) a gran escala en veinticinco escuelas de Grecia, Italia y Suecia. El ecosistema digital reunió a estudiantes y educadores de toda Europa. El objetivo principal era concienciar sobre el consumo de energía y la sostenibilidad basándose en datos de sensores del mundo real generados dentro de los edificios escolares en los que los estudiantes y los profesores estudian y trabajan. Los miembros del equipo utilizaron dichos datos como base para integrar las actividades educativas centradas en la sostenibilidad y la energía en los planes de estudios de las escuelas. La infraestructura de IdC instalada en estos edificios controla su consumo de energía en tiempo real, así como varios parámetros ambientales interiores y exteriores. Un conjunto de herramientas permite acceder a los datos generados y ofrece funcionalidad para respaldar las actividades educativas que se definieron en colaboración con las escuelas y los formadores participantes. La plataforma lúdica GAIA Challenge presenta a los estudiantes aspectos relacionados con el consumo y el ahorro energéticos. Además, los datos en tiempo real de los sensores de los edificios y la detección participativa ayudan a visualizar el impacto en la vida real del comportamiento de los estudiantes y ofrecen elementos de ludificación competitiva entre diferentes escuelas. A lo largo del proyecto, más de tres mil estudiantes y doscientos formadores participaron directamente en las actividades de GAIA, lo que ayudó a conseguir un ahorro energético gracias a la modificación de su comportamiento. Según las encuestas realizadas en las escuelas participantes antes de la finalización del proyecto, el 75 % de los estudiantes manifestaron que GAIA ejerció una influencia positiva en ellos. En lo que respecta al ahorro energético real, se obtuvieron resultados en el rango del 15-20 % en varias escuelas. Esto se logró centrándose en la parte del consumo de energía susceptible de ser modificada por los usuarios finales sin intentar alterar el funcionamiento normal de los centros de enseñanza.

Fomento de una cultura de vida eficiente en materia energética

Mylonas explica: «Con respecto a la participación de la comunidad, la competición ha constituido un factor relevante. Los estudiantes estaban interesados en la posibilidad de competir con sus compañeros de otras escuelas y países, lo que hizo que estuvieran más motivados para participar en los concursos de ahorro energético e ideas relacionadas de GAIA». Los resultados revelan que la ludificación y la competición entre escuelas de toda Europa pueden tener efectos muy beneficiosos en la participación de los estudiantes durante las actividades relacionadas con la sostenibilidad y la energía en el aula, y que pueden contribuir de manera significativa al éxito de iniciativas similares. La red de escuelas y las herramientas de «software» desarrolladas permanecieron activas durante el año académico 2019/2020. Los manuales y el material educativo disponibles en el sitio web del proyecto permitieron a las escuelas y a los educadores aprovechar los resultados independientemente de su ubicación. Mylonas concluye: «Las iniciativas de GAIA en materia de educación sobre sostenibilidad ambiental y de concienciación sobre eficiencia energética hicieron que los estudiantes comprendieran que el consumo de energía está influido, en gran medida, por la suma de comportamientos individuales en lugares como la escuela y el hogar y les ayudaron a conseguir un ahorro energético considerable en la práctica. Modificar su comportamiento y adoptar intervenciones sencillas en estos entornos puede tener un impacto enorme en el ahorro energético». El consorcio sigue buscando de forma activa nuevas asociaciones con escuelas y ampliar la red formada durante el proyecto, y durante los meses siguientes a su finalización se añadieron dos escuelas nuevas.

Palabras clave

GAIA, escuela, estudiante, comportamiento, eficiencia energética, ahorro energético, consumo de energía, profesor, educador, educación sobre sostenibilidad, ludificación

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación