Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Salud y enfermedades encefálicas en la era digital: CORDIS asiste al foro de las partes interesadas de la IMI de 2019

La Iniciativa tecnológica conjunta sobre medicamentos innovadores (IMI), financiada con fondos europeos y de la industria, celebró su foro de las partes interesadas de la IMI un lluvioso 12 de junio en Bruselas, en los hermosos Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica. En el evento se trató sobre la salud y las enfermedades encefálicas, y cómo las tecnologías digitales están transformando la investigación de nuevos tratamientos y la atención al paciente.

Economía digital
Salud

El mundo se encuentra en un rápido devenir a medida que las tecnologías digitales se abren paso en nuestra vida diaria y dan forma nueva a sectores clave de la sociedad, como el sistema sanitario. La neurociencia es uno de estos campos transformado por los progresos digitales y precisamente este fue el principal punto de debate en el foro de las partes interesadas de la IMI de este año. Tal como explicó Wolfgang Burtscher, Director General Adjunto de la Dirección General de Investigación e Innovación de la Comisión Europea, que habló al inicio del foro, comprender las complejidades del encéfalo humano es uno de los mayores retos de la humanidad y utilizar las nuevas tecnologías, como el aprendizaje automático, la inteligencia artificial y los macrodatos, será un elemento de cambio para resolver multitud de afecciones y enfermedades encefálicas. Un reto sanitario importante Esta cuestión sanitaria no deja de cobrar importancia. Se espera que para 2050 padezcan demencia hasta 18,7 millones de ciudadanos europeos. Ciertos cálculos arrojan que la cifra de europeos que padecen trastornos de salud mental asciende hasta el 38 %. Por supuesto, millones de europeos conviven a diario con otras afecciones encefálicas como epilepsia, ictus, migrañas, adicciones y trastornos del sueño. El esfuerzo de Europa en la lucha mundial contra las afecciones encefálicas es fundamental y, tal como comprobó CORDIS en su asistencia al evento, la IMI está resuelta a liderar este campo con innovaciones y sistemas sanitarios que se adapten a la realidad del siglo XXI y oportunidades clave. Como explicó brevemente el orador Dhavel Patel, Vicepresidente Ejecutivo de UCB, es necesario avanzar hacia un sistema sanitario «que aprenda», que se adapte con rapidez a las innovaciones, como las últimas tecnologías digitales de vanguardia. De hecho, en cooperación con la IMI (al igual que la Dirección General de Investigación e Innovación, la Dirección General de Redes de Comunicación, Contenido y Tecnologías de la Comisión, el Consejo Europeo de Investigación y la Agencia Ejecutiva para las pymes), CORDIS ha publicado recientemente un Results Pack sobre cómo la revolución digital está transformando la investigación financiada con fondos europeos y en el que se presentan once proyectos de vanguardia de la investigación europea en este ámbito. Encuentro con dos coordinadores del proyecto IMI De hecho, durante el foro de las partes interesadas de la IMI, CORDIS tuvo la oportunidad de encontrarse en persona con dos de los coordinadores de proyectos incluidos nuestro Results Pack: el doctor Hugh Marston del proyecto PRISM y el doctor Martin Hofmann-Apitius del proyecto AETIONOMY. Al hablar de PRISM, un proyecto que ayudará a los investigadores a comprender mejor la complejidad de las enfermedades neuropsiquiátricas y neurodegenerativas, el doctor Marston comentó lo orgulloso que estaba de lo «intelectualmente saludable» que era el consorcio y de cómo PRISM era un logro ya que no es habitual que los científicos puedan diseñar un estudio de investigación clínica desde cero. Según explicó: «PRISM es un experimento clínico que permite la aplicación del método científico en un entorno clínico. El programa IMI nos ha dado la libertad de ser completamente objetivos, imparciales, capaces de desarrollar nuevas ideas y planteamientos basados únicamente en los datos biológicos cuantitativos que estamos obteniendo, lo que permite que sean estos los que dirijan nuestros pasos». En la actualidad, el doctor Marston pretende crear un consorcio nuevo para seguir desarrollando PRISM y sus resultados. Sobre la participación en una iniciativa dirigida por la IMI, comentó: «La IMI permite realizar investigaciones innovadoras de forma colaborativa, lo que da la oportunidad de llevar a cabo un verdadero trabajo revolucionario». Volviendo a AETIONOMY, un proyecto que capta y representa sistemáticamente conocimientos sobre enfermedades neurodegenerativas en un formato computable que representa causas y efectos, y que puede analizarse mediante algoritmos, el coordinador, el doctor Hofmann-Apitius, también se mostró muy optimista sobre las oportunidades que brinda la participación en la IMI. «Resulta maravilloso conocer las distintas opiniones de los representantes de la industria y los científicos —añadió—. Sin duda, su estructura polifacética permite la colaboración entre los mejores colegas y científicos excelentes» comentó. En referencia a AETIONOMY, añadió: «Estoy muy orgulloso de que, contra todo pronóstico, este sea un proyecto de éxito. Dadas las dimensiones del reto que se quería superar y lo que hemos hecho, estoy extremadamente orgulloso de los lejos que hemos llegado». De cara al futuro, el doctor Hofmann-Apitius dice que su siguiente gran reto será colaborar en las labores de acercamiento transatlánticas y aumentar la colaboración entre investigadores ubicados en Europa y en los Estados Unidos en materia de enfermedades neurodegenerativas. Para más información, consulte: Iniciativa sobre medicamentos innovadores

Países

Bélgica