Skip to main content

REtrofitting Solutions and Services for the enhancement of Energy Efficiency in Public Edification

Article Category

Article available in the folowing languages:

La hora de los edificios públicos ecológicos en Europa

Mejorar las características medioambientales de los envejecidos edificios públicos de Europa puede ayudar a reducir costes energéticos y emisiones contaminantes de manera notable. Ahora se ha creado un conjunto de herramientas que ayudarán a empresas de construcción y reformas a cumplir ese objetivo.

Energía

En Europa, los inmuebles concentran más del 40 % del consumo energético total y generan la tercera parte de las emisiones de CO2 del continente. Casi la mitad de los inmuebles europeos se construyeron antes de 1960, y el 90 % antes de 1990, lo que significa que su eficiencia energética está muy por debajo de los estándares de hoy en día. El proyecto financiado con fondos europeos RESSEEPE (Retrofitting solutions and services for the enhancement of energy efficiency in public edification) se dedicó a crear tecnologías con las que subsanar las deficiencias de los edificios viejos en el plano energético. «Nos propusimos mejorar las posibilidades de retroadaptación de los edificios públicos de Europa avanzando, adaptando, ensayando y evaluando varias tecnologías innovadoras de retroadaptación», informó la coordinadora del proyecto, Giulia Barbano. El cometido del proyecto era especialmente complejo, ya que debía tener en cuenta distintas disciplinas, opciones y partes interesadas. En el proyecto se examinaron diversas posibilidades, desde mejoras del aislamiento y sistemas avanzados de control hasta tecnologías solares y de iluminación eficiente, que podrían incrementar notablemente la eficiencia energética de los edificios públicos. Al mismo tiempo, tuvo en cuenta las necesidades de los usuarios, aspecto que aumentará la probabilidad de que se acepten y adopten las técnicas de reforma propuestas. Tecnologías energéticas avanzadas para retroadaptación Para cumplir sus objetivos, el equipo de RESSEEPE trabajó en varias tecnologías activas y pasivas de retroadaptación punteras. «La mayoría de estas tecnologías se desarrollaron y materializaron en prototipos completos que se instalaron en dos edificios de prueba, el Hospital de Terrassa (cerca de Barcelona) y el Edificio John Laing de la Universidad de Coventry (Reino Unido)», informó Barbano. «También trabajamos en otros tres edificios de prueba ubicados en España, Suecia y Reino Unido que retroadaptamos con tecnologías ya disponibles». Entre las tecnologías punteras desarrolladas a lo largo del proyecto cabe mencionar un mortero aislante a base de aerogel, paneles de aislamiento al vacío (VIP) encapsulados, ventanas solares electrocrómicas y una fachada ventilada que lleva integrados VIP, paneles fotovoltaicos y un supercondensador. «También construimos un nuevo colector solar de plancha plana y un sistema de almacenamiento energético que utiliza materiales de cambio de fase y ofrece una refrigeración pasiva», añadió Barbano. Una parte crucial del proyecto consistió en evaluar las prestaciones de los edificios de prueba antes y después de su retroadaptación. Con ese fin hubo que crear unos cuadros de seguimiento para cada lugar, varias simulaciones y los programas informáticos necesarios para apoyar las decisiones. «El programa de prueba indicó una reducción potencial de hasta el 70 % en cuanto a ahorro energético y emisiones de gases de efecto invernadero, es decir, 2 000 toneladas de CO2/año». La evaluación también ha puesto de manifiesto una repercusión social positiva considerable en las escuelas y los hospitales incluidos en el proyecto, aspecto éste comprobado con los propios usuarios. Un nuevo herramental para la retroadaptación de inmuebles El proyecto ha proporcionado una investigación y unas recomendaciones de gran utilidad sobre la retroadaptación de edificios públicos. «El principal fruto del proyecto es el conjunto de herramientas de retroadaptación, en el que se incluyen varias técnicas específicas para este ámbito», afirmó Barbano. Este herramental consta en concreto de trece tecnologías, la mayoría listas para su comercialización, entre ellas programas informáticos y técnicas de monitorización así como intervenciones específicas pasivas y activas que abarcan los inmuebles en su totalidad. Las entidades de este sector también podrán conocer otras tecnologías que se consideran muy prometedoras pero que aún requieren más trabajo de investigación y desarrollo. Las distintas tecnologías incluidas en el herramental se amortizan previsiblemente en un plazo de hasta seis años y posibilitan, de media, una reducción de la demanda energética de los inmuebles del 56 %. Ello puede generar ahorros en la factura energética anual del orden de hasta 26 euros por metro cuadrado, lo que en un edificio público de grandes dimensiones podría ascender a más de 25 millones de euros al año. Por último, cabe señalar que el sector dedicado a la retroadaptación podría generar entre 160 000 y 280 000 empleos nuevos para el año 2020.

Palabras clave

RESSEEPE, edificios públicos, retroadaptación, tecnologías de retroadaptación, consumo energético, paneles de aislamiento al vacío, fachadas ventiladas

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación