Skip to main content

NextGen Road Safety for smarter cities

Article Category

Article available in the folowing languages:

Pasos de peatones más seguros

Un equipo de la Unión Europea desarrolló un dispositivo de seguridad vial que ralentiza el tráfico y genera energía eléctrica. Se instalará cerca de pasos de peatones para reducir el riesgo de lesiones a etos.

Transporte y movilidad

Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de muerte evitable. En zonas urbanas, aproximadamente el 40 % de los accidentes mortales son de peatones en pasos de cebra. Además, la probabilidad de que se produzcan lesiones es proporcional a la velocidad del vehículo. Disminuir la velocidad de 50 a 30 km/h reduce el riesgo de lesiones graves en un 65 % y el riesgo de muerte en un 95 %. La reducción de la velocidad en las inmediaciones de los pasos de peatones puede resolver parte del problema. pero depender como hasta ahora de los conductores para lograr dicha ralentización no ha dado los resultados esperados. El proyecto financiado con fondos europeos Pavnext propuso un dispositivo integrado en la carretera capaz de ralentizar automáticamente un coche de 50 a 30 km/h en un radio de veinte metros. Los objetivos del proyecto para la primera fase se dedicaron a las pruebas de viabilidad, lo que implicó en parte validar los principios técnicos. Durante esta fase también se evaluaron los planes industriales, comerciales y económicos del proyecto. Demostración del la propuesta En palabras de Francisco Duarte, responsable del proyecto: «El sistema solo se instala en el pavimento, no precisamos necesitamos instalar nada en los vehículos. El dispositivo tiene una superficie específica, hecha de caucho de neumáticos reciclados, que se mueve hacia abajo cuando los vehículos lo cruzan, pero de tal modo que no provoca ningún impacto en el vehículo ni incomodidad a sus ocupantes». La tecnología también capta energía cinética de los vehículos en movimiento. «Al desplazarse hacia abajo activa un mecanismo electromagnético integrado en el firme que transforma el movimiento en energía eléctrica», añade Duarte. Esta energía puede devolverse a la red, o utilizarse en la instalación para iluminación y muchos otros propósitos. Las pruebas con un prototipo a escala real confirmaron la capacidad del sistema para reducir la velocidad de los coches en un entorno urbano realista. El estudio también documentó la cantidad de energía que el sistema recoge en diferentes condiciones y con diferentes tipos de vehículos. Las pruebas corroboraron la capacidad del prototipo para controlar la producción de electricidad y el tráfico, en concreto la velocidad y el peso de los vehículos. Además, el equipo analizó varios materiales y procesos de producción posibles. Por lo tanto, los investigadores concluyeron que la propuesta del proyecto es viable. El prototipo no solo frena los coches y genera electricidad, sino que los costes también permiten ofrecer un producto competitivo y comercial. Su instalación está prevista inicialmente en pasos de peatones, pero puede utilizarse en cualquier lugar en el que sea necesario apaciguar el tráfico. Comercialización y desarrollo Decenas de entrevistas sobre su comercialización con clientes potenciales arrojaron un índice de aprobación del 90 %. El equipo del proyecto entabló además acuerdos con varios municipios en los que ejecutar programas piloto de desarrollo y pruebas. Investigadores también validaron el modelo de negocio del proyecto y definieron claramente la inversión necesaria para concluir el desarrollo y comercialiar su producto en Europa. A continuación, el proyecto solicitará financiación para una segunda fase, que permitirá a Pavnext poner en marcha una planta piloto a escala real, finalizar el desarrollo industrial del producto, certificar los productos y continuar el desarrollo internacional de su patente. El equipo también tiene previsto establecer las asociaciones necesarias para dotar a su modelo de negocio de una escala europea. Otras actividades incluirán el desarrollo continuo del mercado y la participación en diversas ferias industriales europeas relevantes. En el mejor de los casos, el producto podría estar listo para ofrecerse a un gran mercado europeo en un plazo de dos años, en un principio compuesto principalmente por administraciones locales. El resultado puede ser conseguir unas carreteras más seguras y menos víctimas.

Palabras clave

Pavnext, peatón, pasos de peatones, tráfico, energía eléctrica, reducción de la velocidad, seguridad vial

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación