Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Made in Europe: un gran avance hacia la fabricación de superordenadores

Una iniciativa de la UE está desarrollando una tecnología europea de chips para la informática de alto rendimiento (HPC, por sus siglas en inglés), la inteligencia artificial (IA) y la ingeniería automotriz.

Economía digital

Durante los últimos años se han realizado grandes inversiones en HPC, un tipo de informática que suele utilizarse para solucionar problemas avanzados y llevar a cabo actividades de investigación a través del análisis, simulación y modelización por ordenador. Los sistemas de HPC son esenciales para diversas aplicaciones, desde el sector de la defensa y la seguridad hasta el cambio climático y la medicina personalizada, dado que permiten la puesta en práctica de una predictibilidad basada en simulaciones con una gran precisión. En la HPC se concentran miles de procesadores que trabajan en paralelo para analizar miles de millones de datos al instante. Para alcanzar unos niveles excepcionales de rendimiento informático combinados con una eficacia energética, resulta crucial contar con una nueva generación de microprocesadores de bajo consumo. El proyecto EPI SGA1, financiado con fondos europeos, está abordando esta cuestión «para desarrollar los primeros aceleradores y sistemas en chips (SoC, por sus siglas en inglés) europeos de HPC con el fin de crear un procesador para una máquina de exaescala basada en tecnología europea», tal como se menciona en un artículo. «Este superordenador de exaescala alcanzará un rendimiento de un exaflops, es decir, será alrededor de un millón de veces más rápido que los ordenadores convencionales de sobremesa, lo cual podría impulsar considerablemente la investigación científica y la IA». Flops, una medida de velocidad de los ordenadores, se refiere al número de operaciones de punto flotante por segundo (FLOPS) que puede realizar un ordenador. Un sistema que ofrezca un exaflops realizaría un trillón de operaciones por segundo. Se prevé que los principales fabricantes mundiales alcancen este nivel para 2021. La tecnología de exaescala permitirá una simulación y modelización más precisas, detalladas y a mayor escala que las factibles por los sistemas actuales, así como nuevos enfoques de resolución de problemas como el aprendizaje automático y el análisis de datos a gran escala.

Primeros pasos

El proyecto EPI SGA1 (SGA1 (Specific Grant Agreement 1) OF THE EUROPEAN PROCESSOR INITIATIVE (EPI)), puesto en marcha en 2018, constituye la primera fase del Acuerdo Marco de Asociación de la iniciativa europea en materia de procesadores. La EPI forma parte de una estrategia más amplia puesta en práctica por la UE a través de su colaboración público-privada en la Empresa Común EuroHPC. «La EPI diseñará y desarrollará el primer sistema europeo de HPC para los mercados de HPC y automoción mediante diversos grandes flujos de operaciones», según se menciona en un artículo en el sitio web del proyecto. Entre ellos, un procesador de HPC de uso general, un acelerador y una plataforma automotriz. En el artículo se señala: «Aprovechando la especialización de los socios del consorcio, la EPI tiene por objetivo lanzar al mercado un microprocesador de bajo consumo. Esto garantizará que las principales competencias en materia del diseño de un sistema y un chip de altas prestaciones permanezcan en Europa, un requisito esencial en muchos ámbitos de aplicación». Los socios del proyecto consideran que, además de la HPC, los resultados de la EPI beneficiarán también al sector de los vehículos autónomos y el mercado de los servidores y los centros de procesamiento de datos. En el mismo artículo, el profesor Mateo Valero Cortés, director del Barcelona Supercomputing Center, uno de los socios del proyecto, afirma: «La aceleración es crucial para seguir mejorando continuamente el rendimiento a la vez que se reduce el consumo energético en la informática. En la EPI, el primer acelerador se basará en la tecnología RISC-V para obtener dos aceleradores únicos de vectores e inteligencia artificial para HPC e IA, dado que los superordenadores serán principalmente heterogéneos; el segundo acelerador, basado en la IP de Kalray, allanará el camino para una informática automotriz determinística. Ambos ofrecen una solución europea para las futuras necesidades computacionales conjuntas (de la HPC y la IA) a escala mundial». Para obtener más información, consulte: Sitio web del proyecto EPI SGA1

Países

Francia

Artículos conexos