Skip to main content

Next-generation haptic platform for advanced driver-assistance and mitigation of car accidents

Article Category

Article available in the folowing languages:

Uso de la tecnología háptica para evitar las distracciones al volante

Una empresa está usando la tecnología háptica para desarrollar un sistema avanzado y eficaz de asistencia a la conducción que puede integrarse fácilmente en cualquier vehículo.

Transporte y movilidad
Seguridad

Las distracciones al volante, a menudo resultado del uso de teléfonos móviles y otras tecnologías en carretera, son un problema que va en aumento. Los conductores distraídos al volante, que representan aproximadamente el 30 % de todos los accidentes de tráfico, son responsables de 21 muertes y 111 lesiones cada día en Europa. Además de mediante normas estrictas y sanciones severas, el problema de las distracciones al volante se está abordando a través de la tecnología. Por ejemplo, muchos vehículos nuevos ahora vienen equipados con sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS), cuyo objetivo es mejorar la seguridad del conductor. Desafortunadamente, la mayoría de los sistemas disponibles en la actualidad tienen un uso limitado cuando se trata de las distracciones al volante. «La mayoría de los ADAS son demasiado lentos para activar la respuesta correcta por parte del conductor a un peligro inminente. Sus sonidos y vibraciones de advertencia a menudo terminan siendo más una distracción que una ayuda», declara Marina Crifar, directora de comunicaciones de Actronika, una empresa francesa especializada en la creación de soluciones de interfaces hombre-máquina mediante tecnología háptica patentada. «Además, los ADAS actuales son extremadamente caros y complejos, lo que dificulta su integración en los vehículos y, por lo tanto, no son aptos para la producción en serie». Para satisfacer esta necesidad del mercado, Actronika ha desarrollado Tactronik, un ADAS eficaz que puede integrarse fácilmente en cualquier vehículo. Ahora, gracias al apoyo de la financiación europea, la empresa está lista para comercializar este dispositivo salvavidas en el mercado mundial.

Una solución simple

Tactronik es un dispositivo de enchufar y usar, que simplemente hay que insertar en el asiento del conductor. Una vez instalado, puede predecir peligros inminentes y proporcionar al conductor alertas inteligentes para que pueda adoptar medidas preventivas de manera inmediata. Crifar explica: «Tactronik se conecta sin problemas a los sensores del ADAS del vehículo para ofrecer unas sensaciones táctiles apropiadas y llamativas. Esto se consigue gracias a las tecnologías hápticas únicas de Actronika, para así lograr respuestas rápidas y precisas por parte del conductor». La tecnología háptica, también conocida como tacto tridimensional, envía fuerzas, vibraciones o movimientos al usuario para crear una experiencia táctil. Por ejemplo, cuando los actuadores del asiento se activan en una secuencia específica adaptada a cada situación de peligro, Tactronik despierta una reacción apropiada e intuitiva del conductor informándole instantáneamente del tipo de alerta mediante una respuesta vibrotáctil. Esta consciencia aumenta la coherencia de las reacciones del conductor con la situación de riesgo y combate el deterioro de la atención, con lo que se mitiga eficazmente el riesgo de sufrir un accidente y se aumenta la seguridad del conductor.

Viable tanto técnica como económicamente

Con el apoyo de la financiación europea, Actronika probó la viabilidad técnica y económica de Tactronik. Según Crifar, los resultados son prometedores: «El proyecto demostró que Tactronik puede reducir el riesgo de accidentes de coche a la mitad, si no más». «Además, la integración de Tactronik es un 80 % más rentable que los ADAS alternativos, lo que la hace muy adecuada para la industrialización a gran escala». Al haber optado por utilizar un modelo de negocio basado en licencias, Actronika trabaja actualmente en la concesión de licencias de la tecnología tanto a los fabricantes de automóviles como a los de piezas de vehículos. Aunque todavía es un trabajo en curso, varias empresas ya han entregado cartas de intención, y muchas otras han expresado su interés en Tactronik. Crifar añade: «Mientras nos preparamos para la comercialización, trabajamos en la optimización completa de la plataforma Tactronik y la finalización del diseño. También estamos creando una red de distribución con nuestros socios automovilísticos, lo que asegurará una entrada en el mercado racionalizada».

Palabras clave

Tactronik, Actronika, tecnología háptica, distracción al volante, sistema avanzado de asistencia a la conducción, ADAS, seguridad del conductor

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación