Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una infraestructura de drones para el planeta

En el futuro, los sistemas de envío automáticos podrían consistir en una red de drones por toda la Unión Europea (UE), alimentados con energías renovables.

Tecnologías industriales

Los drones se pueden usar en una amplia gama de aplicaciones, no solo en el sector militar o de los bienes de consumo. El proyecto AIRCARRUS está diseñando una infraestructura para aprovechar todo ese potencial. Estos dispositivos serían muy útiles para el transporte en países en vías de desarrollo, donde quizá no haya las carreteras necesarias o donde los accesos geográficos son complicados. De hecho, ya se están empleando para llevar material médico a ubicaciones difíciles, pero todavía hay algunas limitaciones físicas y tecnológicas. Por otro lado, las grandes áreas urbanas en los países desarrollados suelen tener problemas de tráfico y un nuevo sistema de transporte podría ser muy útil. Además de las ventajas logísticas de los drones, no hay que olvidar que su uso también podría reducir la emisión de gases de efecto invernadero y disminuir el uso de otros tipos de transporte, con el consecuente beneficio para la salud humana. AIRCARRUS es un proyecto financiado por el programa Horizonte 2020 que está trabajando en un enorme avance en el campo de las infraestructuras para drones: un sistema de reparto con drones autónomos capaces de funcionar sin interacción humana; el sistema lanza el dispositivo, realiza la carga y lo dirige de un puerto de aterrizaje a otro. Si la iniciativa AIRCARRUS se estableciese como un sistema en red por toda la UE, podría convertirse en una infraestructura verde totalmente nueva. «Con una red de recarga suficientemente grande, podríamos realizar vuelos internacionales dentro de la UE. Para recorrer distancias largas, sería necesario disponer de muchos puntos de recarga», explica Marcos Fabián Alazraki, director general en Aerdron y coordinador del proyecto AIRCARRUS. El sistema AIRCARRUS se podría utilizar para llevar paquetes pequeños y material médico de socorro a comunidades aisladas —como las que se encuentran en montañas o islas—, así como para prestar asistencia en situaciones de emergencia en las que sea necesario disponer de supervisión a distancia. Alazraki añade: «También se podría utilizar en aplicaciones de seguridad y en misiones para la protección de fronteras».

Entrega de mercancías

AIRCARRUS funciona a través de una plataforma web muy protegida y con múltiples puntos de recarga. Esto permite que un operario lo supervise, pero no precisa de su constante intervención. Se trata de un sistema con muchas posibilidades. Se podría emplear para que el personal sanitario transportara muestras médicas entre laboratorios y hospitales. Podría utilizarse para llevar documentos, piezas de repuesto o mercancías de dimensiones reducidas a buques cisterna o cargueros antes de llegar a puerto. Además, sería una herramienta perfecta para servicios de reparto entre islas cercanas o para realizar el último trayecto en los servicios de las empresas de logística o comida. Se trata de un sistema que puede funcionar íntegramente con energía renovable. «Dependería del área disponible alrededor de cada punto de salida para albergar infraestructuras que generasen energía eólica, solar y otras energías renovables. En la mayoría de países del sur de la UE, la energía solar sería más que suficiente para suministrar el reducido nivel de energía necesario en cada punto», comenta Alazraki. A fin de ilustrar la escala que podría alcanzar la iniciativa en la UE, Alazraki señala lo que ha ocurrido con la red de puntos de recarga para coches eléctricos; para lograr este nivel de desarrollo, los investigadores aprovecharán la tecnología y el sistema de gestión del tráfico aéreo U-SPACE, desarrollados como parte del proyecto europeo SESAR. «En los próximos años, veremos aplicaciones con drones mensajeros funcionando de manera totalmente normal, algo que, hasta ahora, solo podíamos ver en películas de ciencia ficción», añade Alazraki.

Un trabajo en curso

El proyecto de investigación sigue adelante y el equipo de Aerdron está desarrollando nuevos vehículos aéreos que sean más eficaces en viajes largos que el HL4 Herculift. Alazraki concluye: «Hemos notado un gran interés por parte de inversores privados y grandes empresas del sector aeroespacial, tanto en la UE como en EE. UU. Teniendo en cuenta la situación actual en el campo de los sistemas no tripulados, la inteligencia artificial y los próximos cambios en la normativa de la UE referente al control del tráfico aéreo para drones, se trata de un proyecto totalmente viable».

Palabras clave

AIRCARRUS, dron, automático, envíos, sistema

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación

Tecnologías industriales

9 Septiembre 2014