Skip to main content

Customised climate index insurance services for agriculture

Article Category

Article available in the folowing languages:

Instrumentos que ayudan a las aseguradoras a transformar la investigación sobre el clima en evaluaciones personalizadas del riesgo climático

Desde que los humanos pasaron de ser cazadores y recolectores a cultivar la tierra, los agricultores han lidiado con la incertidumbre del tiempo y su impacto en los rendimientos de los cultivos. Una novedosa plataforma basada en la nube está poniendo los datos y análisis climáticos en manos de personas y organizaciones que confían en ella para atenuar los riesgos y las pérdidas financieras.

Cambio climático y medio ambiente
Alimentos y recursos naturales

A medida que el cambio climático y los fenómenos climáticos extremos cada vez más frecuentes aumentan la incertidumbre, el seguro de índice ha surgido para ayudar a los agricultores a que gestionen el riesgo. En lugar de ofrecer a los agricultores un desembolso en función de las consecuencias de los fenómenos meteorológicos o climáticos (por ejemplo, en el rendimiento de los cultivos), el seguro les paga en función de un índice como las precipitaciones o la temperatura. El seguro de índice elimina la necesidad de gestores que visiten las explotaciones para inspeccionar los daños, lo cual es una práctica habitual de los seguros tradicionales. Antes del comienzo del periodo de seguro, se desarrolla un índice estadístico. El desembolso es automático cuando el factor indexado se desvía de los niveles «normales» y las resoluciones de las reclamaciones son más rápidas y más objetivas. El proyecto AMIGOclimate, financiado con fondos europeos, ha desarrollado una nueva generación de métodos e instrumentos para la gestión del riesgo climático con computación y vigilancia objetiva, transparente e independiente de índices climáticos.

No todas las nubes son iguales

Sara Dal Gesso, coordinadora del proyecto de la pyme italiana Amigo, explica: «El objetivo de nuestro proyecto era la creación de una plataforma web basada en la nube, llamada AMIGOclimate, que integrase la modelización climática con mediciones terrestres tomadas a distancia de variables meteorológicas para proporcionar capacidades de "software" de alto nivel para la evaluación personalizada del riesgo climático a nivel mundial, incluida la computación, visualización y presentación de informes de índices climáticos». AMIGOclimate cambia radicalmente la forma en la que pueden utilizarse los datos climáticos, lo que permite que el sector de los seguros de índice realice análisis específicos, genere mapas e informes de forma automática y calcule las primas de forma efectiva. AMIGOclimate elimina la necesidad de buscar los conjuntos de datos pertinentes, descargarlos, encontrar un «software» adecuado para analizarlos y, a continuación, generar los informes y estadísticas. Por ejemplo, la aseguradora puede crear para un país que está padeciendo sequía, altas temperaturas y vientos variables un índice que incorpore los tres factores. Tras estudiar los fenómenos meteorológicos extremos del pasado, la empresa puede seleccionar un nivel de riesgo aceptable y crear un contrato de seguro adecuado que incorpore el riesgo estimado de esos parámetros.

El riesgo climático no solo se limita a la agricultura

Más de un tercio de la población mundial depende de la agricultura para su subsistencia. El clima tiene un impacto significativo en la agricultura y minimizar el riesgo es de vital importancia para las explotaciones pequeñas que se esfuerzan por alimentar a una población cada vez mayor a la vez que hacen frente a los desafíos planteados por el cambio climático. El innovador programa Global Index Insurance Facility de la Práctica Global de Integridad financiera y de Mercados del Banco Mundial, amparó a más de 600 000 agricultores con algún tipo de seguro de índice solo en 2016. Se estima que las necesidades de financiación agrícola y no agrícola de alrededor de 270 millones de pequeños agricultores de los principales segmentos del mercado de África (principalmente el África subsahariana), Asia meridional y Latinoamérica superan los 200 000 millones USD, lo que representa un mercado prometedor para las aseguradoras. En la actualidad, los usuarios pueden probar la plataforma web de forma gratuita durante un periodo de tiempo limitado, tras el cual pueden comprar una suscripción anual. El equipo también está desarrollando versiones del «software» para otros sectores. Dal Gesso continúa: «Nos dimos cuenta de que esta plataforma puede adaptarse fácilmente a otros ámbitos como la gestión del agua e infraestructura hídrica. Ahora también nos estamos moviendo en esas direcciones. Nuestro proyecto no es el final de un proceso, sino un nuevo comienzo». Al transformar la investigación científica del clima en conocimientos procesables, AMIGOclimate está ayudando a personas y organizaciones a hacer frente a algunos de los desafíos mundiales más acuciantes.

Palabras clave

AMIGOclimate, clima, seguro, índice, riesgo, tiempo, agricultores, «software», agricultura, seguro de índice, agrícola, cultivo, África, Asia, Latinoamérica, explotaciones, microseguro

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación