Skip to main content

Molecular Mechanisms of Endometriosis

Article Category

Article available in the folowing languages:

Pistas moleculares sobre la patogenia de la endometriosis

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a cerca del 10 % de las mujeres en edad reproductiva. Comprender los mecanismos moleculares que subyacen a la endometriosis es fundamental para desarrollar terapias más eficaces.

Salud

En la endometriosis, el tejido del endometrio crece más allá del útero en otros órganos ubicados en la pelvis, como el intestino y los ovarios, lo que causa un gran dolor y reduce la calidad de vida de las pacientes. Los tratamientos existentes conllevan la extirpación quirúrgica de las lesiones o la supresión de la función ovárica, con la consiguiente infertilidad no deseada y otros efectos secundarios.

Información molecular sobre la patogenia de la endometriosis

Para abordar las necesidades clínicas insatisfechas del tratamiento de la endometriosis, el proyecto MOMENDO investigó mecanismos novedosos que podrían explicar por qué aparece esta enfermedad y cómo evoluciona. El proyecto, que contó con el apoyo del programa Marie Skłodowska-Curie, implicó la participación de un equipo multidisciplinar de expertos en el campo que trabajaron mano a mano para estudiar el dolor y la inflamación relacionados con la endometriosis. Martin Götte, coordinador del proyecto, señala: «Nos centramos en los mecanismos moleculares que afectaban a los síntomas de mayor relevancia para las pacientes e investigamos nuevas opciones de tratamiento». Los investigadores trataron de comprender la formación de lesiones y el crecimiento invasivo responsable de un dolor notable. Descubrieron que las mujeres con endometriosis presentan un número elevado de nervios sensibles al dolor relacionados con la neuroinflamación. En concreto, la actividad de la enzima ciclooxigenasa 2 COX2 parece aumentar la sensibilidad al dolor. Curiosamente, sustancias naturales derivadas del romero y de la medicina tradicional china redujeron el crecimiento de nervios y células inflamatorias en cultivos celulares, lo que abre nuevas oportunidades terapéuticas para la endometriosis. El equipo de MOMENDO descubrió que las pequeñas moléculas reguladoras conocidas como microARN están desreguladas en el tejido endometriósico, lo que contribuye al crecimiento invasivo de las células endometriósicas. Es más, la regulación al alza experimental de microARN seleccionados inhibió muchas de las propiedades patogénicas de células endometriósicas derivadas del paciente en cultivo, incluidos el crecimiento, la invasividad y la pluripotencialidad. «Un logro importante de MOMENDO consistió en la caracterización de células madres endometriósicas y su función en la endometriosis y el cáncer relacionado con la endometriosis», recalca Götte. Tal como el investigador explica, la hipótesis del consorcio era que las lesiones endometriósicas derivaban de células madre, dada su capacidad de crecimiento ilimitado y mayor farmacorresistencia. Los investigadores de MOMENDO evaluaron estrategias dirigidas a estas células, como los microARN y los inhibidores de la gamma-secretasa. Gracias al empleo de la transcriptómica, los investigadores descubrieron que las células endometriósicas de algunas pacientes presentan similitudes con las células cancerosas, lo que proporcionó nuevos conocimientos para el desarrollo de terapias personalizadas.

Repercusión de MOMENDO y perspectivas de futuro

Si bien MOMENDO realizó investigaciones de laboratorio para identificar mecanismos moleculares novedosos, varios hallazgos del proyecto pueden trasladarse a la práctica clínica. «Nuestra investigación ha permitido identificar nuevos mecanismos moleculares de la endometriosis, muchos de los cuales son factibles como dianas farmacológicas», destaca Götte. Se espera que estos mismos mecanismos alienten más estudios sobre esta enfermedad en el futuro. Los resultados terapéuticos positivos obtenidos en modelos experimentales preclínicos allanan el camino para algunas de las estrategias dirigidas con inhibidores de la gamma-secretasa, fármacos basados en microARN y compuestos antiinflamatorios que se evaluarán en ensayos clínicos para la endometriosis. Es más, algunos de los hallazgos clinicopatológicos del consorcio señalan la puesta en práctica de nuevos métodos hormonales para tratar el dolor en las pacientes de endometriosis. Dado que casi la mitad de las pacientes notifican una repercusión en su trabajo y sus relaciones, no hay duda de que la endometriosis constituye una pesada carga socioeconómica. A través de su sólida red de colaboradores, MOMENDO garantizará el intercambio continuo de conocimientos y recursos para mantener la investigación relacionada y abordar las brechas de conocimiento en el campo.

Palabras clave

MOMENDO, endometriosis, dolor, microARN, neuroinflamación, células madre, COX2

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación