Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

SMARTER respalda edificios más ecológicos

Hasta ahora, tanto los bancos como los propietarios han sido reacios a invertir mucho dinero en edificios energéticamente eficientes. Sin embargo, el cambio está en marcha. El proyecto SMARTER proporciona evidencias de los beneficios de la «opción ecológica», a la vez que vincula a los constructores comprometidos con sus futuros clientes.

Energía

Construir hogares más ecológicos no se trata tanto de un reto técnico sino de una carga financiera para los propietarios de toda Europa. ¿Pero qué pasa si todos nos hemos equivocado? ¿Qué ocurre si la elección del proveedor más económico se trataba solo de un sesgo a corto plazo y la manera adecuada de ver las obras de inversión era tener en cuenta el gasto mensual del propietario? Queda clara una cosa: sin incorporar a las instituciones financieras, los edificios energéticamente eficientes nunca alcanzarán todo su potencial. «Es el momento de pedir préstamos de forma responsable y construir de forma sensata», afirma Steven Borncamp, director del proyecto en el Green Building Council de Rumanía y coordinador del proyecto SMARTER (SMARTER Finance for Families – Improving Citizens’ Health, Comfort and Financial Well-Being by Supporting Banks, Residential Investors and Solution Providers with Green Homes and Green Mortgage programs). «A medida que empiezan a valorar la reducción del riesgo financiero al pedir prestado dinero para hogares ecológicos, los bancos pueden rebajar el coste de su hipoteca. Además, normalmente se cree que comprar casas ecológicas tiene beneficios financieros a largo plazo. Sin embargo, la realidad es que ofrece beneficios de inmediato, desde el primer mes». SMARTER quiere que privilegiemos los hogares más ecológicos al tomar decisiones de inversión. Para lograr ese objetivo, ayuda a las familias a revaluar la manera en que ven los costes relacionados con la compra de una casa; pasando de solo ver el precio de venta a ver el «total de los costes mensuales de propiedad» de la casa, que incluye los beneficios financieros inmediatos y a largo plazo de las medidas de eficiencia energética. También ayuda a que los inversores y los promotores entiendan los criterios de rendimiento energético y demuestren dicho rendimiento a los compradores de viviendas. «Ayudamos a los bancos a establecer si un proyecto es realmente ecológico. Les ofrecemos estudios que justifican la reducción del interés hipotecario, así como datos de las viviendas actuales para que verifiquen nuestras predicciones», explica Borncamp.

Dos plataformas, una finalidad

El proyecto construyó dos plataformas principales, la Plataforma de Inversión en Hogares Ecológicos y el ecosistema de Proveedores de Soluciones para Hogares Ecológicos. En el primero, las partes interesadas pueden seguir la evolución de la financiación ecológica de viviendas. «La plataforma incluye investigaciones puntuales sobre cómo “lo ecológico” repercute en el rendimiento y el riesgo financiero, los principales acontecimientos de interés para las comunidades de inversión y bancarias, así como información sobre proyectos residenciales que están en marcha», indica Borncamp. «Actualmente estamos finalizando un “tenue lanzamiento” para recopilar los comentarios de los socios y de la comunidad». Por otro lado, Proveedores de Soluciones para Hogares Ecológicos es un ecosistema de empresas que proporcionan servicios, materiales, tecnologías y otros productos necesarios para hacer realidad los proyectos de viviendas ecológicas. Es bueno para los propietarios de viviendas, pero también lo es para las empresas, las cuales pueden aumentar de inmediato la cantidad de oportunidades de proyectos. SMARTER examina a todas las partes interesadas con una exhaustiva documentación o un «conjunto de herramientas» para cada grupo. «Analizamos el amplio y creciente corpus de materiales de investigación en el rendimiento de hogares ecológicos y financiación ecológica. Evaluamos el vínculo entre los hogares más ecológicos y la reducción del riesgo de impago de las hipotecas, así como mucho otros asuntos relacionados. Finalmente, determinamos cómo podemos colaborar mejor con los gobiernos locales y nacionales para aplicar los mismos principios ecológicos a las viviendas de renta baja», añade Borncamp. Ya se han certificado, o pronto lo estarán, más de diez mil unidades de vivienda, lo que representa más de mil quinientos millones de euros en cuanto al valor del proyecto entre los doce países participantes. Según Borncamp, eso muestra una amplia aceptación del mercado y revela que no se trata de un nicho de mercado, como se suele malinterpretar. Cuando finalice el proyecto, el equipo centrará sus esfuerzos en implicar a nuevos países, particularmente en reclutar otras organizaciones. Borncamp espera que, gracias a SMARTER, el sector bancario poco a poco recompense los proyectos ecológicos, a medida que los ciudadanos entenderán mejor el valor añadido en cuanto a calidad, comodidad, bienestar y seguridad financiera.

Palabras clave

SMARTER, eficiencia energética, edificios, financiación, hipoteca ecológica, edificio ecológico, hogares ecológicos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación